Día sin palabras

El dolor, el llanto y el quebranto de 80 familias rotas por la tragedia de un tren que nunca llegó a su destino. La identificación de los fallecidos va a continuar durante el día de hoy. Quedan 13 cuerpos por identificar. Un proceso lento y laborioso que debe hacerse con sumo cuidado para no cometer errores. Un trabajo que transcurre en paralelo con la investigación policial que se lleva a cabo para aclarar las causas. Cada vez parece más claro que el exceso de velocidad fue el detonante del accidente, pero deben ser las autoridades quienes lo confirmen, y expliquen el por qué ese maldito tren viajaba por encima de lo permitido.

Como decía ayer el Rey durante su visita a los hospitales, no hay palabras para describir lo ocurrido, y mucho menos para el consuelo. Pero el mejor homenaje que se puede rendir a estas víctimas es el luchar por conocer la verdad y seguir adelante para que un hecho como éste no vuelva a repetirse.

Parece difícil concentrarse estos días en otra cosa que no sean las noticias que nos llegan desde  Santiago de Compostela. Parece complicado volver la vista a la realidad, salir de la pesadilla, y darse cuenta de que la vida continúa a nuestro alrededor. El tiempo pasa y no espera. Es cruel, lo sé, pero es así. Así que tenemos que mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta de que hoy se va a aprobar una de las leyes más importantes de la legislatura. La Ley de de reforma de la Administración Local, con la que se busca evitar duplicidad de competencias, y buscar un ahorro cercano a los 8.000 millones de euros hasta 2016.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies