Noticias

Los papeles de Tomás

Más de un millón de dólares (se barajaban unos 600.000 en los mentideros). Esta es la cantidad que  la empresa de la plaza ha enviado a los medios, y me la creo, si no, no mandarían nada. Y es un desfase.

José Tomás debería ir gratis a esa plaza donde salió diciendo que tenía ya sangre mexicana (y es cierto), con gente haciendo cola para donar su sangre y salvar la vida del matador hace tres años cuando el toro “Navegante” le parte por la mitad. O donar el dinero a una ong local, o construir una colegio, lo que sea, pero la cantidad solicitada pasa por ser deshonesta.

Siempre ha habido rumorología en lo que cobran las figuras, lo que piden, o lo que se llevan los apoderados. Y siempre ha habido toreros que han ido rompiendo esa flecha por el resto, Espartaco, Joselito, Jesulín, Juli… pero siempre teniendo claras unas reglas de negociación, sabiendo hasta dónde podían llegar, y desde dónde empezar a negociar. Pero creo que lo de José Tomás ha sido un resbalón. No puedes pretender volver a la plaza que casi te ve morir, desangrándola.

Comunicados de prensa de unos y otros, hasta que sale la verdad, que es lo que escuece. Decía que no había interés por parte de la empresa, y parece que hasta el gobernador ha intercedido. Todo huele a tufo, y no me lo esperaba de Tomás la verdad. Parece que este nuevo curso sin su apoderado de los últimos años, Salvador Boix, ha empezado mal. Apoderado amigo, como pasa en ocasiones con figurones, creo que ha hecho un buen papel en la gestión del torero, y ha sido irse él y… ¿qué fue primero? Parece que los términos económicos los gestiona ahora su hermano, Andrés Tomás.

Ya creo que poca vuelta atrás cabe, sigo en lo mío, debería de ir gratis, y más después de todo este revuelo. Creo que el público, al fiesta de los toros, la grandeza de Tomás se lo merecen. Y luego que pida lo que quiera a Madrid.

Alejandro L.-Riobóo