Noticias

Patinazo de neuronas

Sus cerebros salieron con un informe a la palestra a decir una tautología que ríete tú de Descartes. Afirman, muy circunspectos ellos, que puede que caigamos en una nueva recesión si no se crea empleo otra vez.

 

A quien esto firma, claro, el ataque de risa le sobreviene de inmediato. Es como decirle a una persona con obesidad que puede volver a engordar si sigue saltándose la dieta. O como recordarle a un enfermo de pulmón que puede ir al hospital si no deja de darle al cigarro. Entre ustedes y yo, una tontería tan soberbia que no es posible concebir que quien la diga pretenda cobre por ello.

Pero además de eso, la afirmación de la ONU yerra el tiro con auténtica vocación de patoso. Porque habla de creación de empleo como una causa azarosa que puede salir o no salir. Señala el qué pero no el quién, y en este capítulo omitir al quién es tanto como consentir que la situación se perpetúe por los siglos de los siglos.

 

Señores técnicos de la ONU: no se crea empleo desde hace años. Y no se va a volver a crear. Entre otras razones, porque los gobiernos que rigen el destino del mundo están implicados desde hace tiempo en este fracaso colectivo: se lo han prometido a sus acreedores, y les queda mucho por pagar. Tomen nota, y no nos hagan perder el tiempo con sus profecías.