Noticias

A perro flaco… Mariano Rajoy

 

Sabía, Monago, que no puede hacerlo, que no tiene vía libre para hacerlo, que el Gobierno le había dicho que no podía hacerlo y que nunca va a haber un IVA cultural en Extremadura al 13%. Todo esto lo sabía Monago cuando prometió lo que prometió, y aun así lo hizo.

Un ejemplo más de la carcoma que está royendo las raíces de este Gobierno, donde si esto está pasado, es por la falta de liderazgo de un tipo llamado Mariano Rajoy que se ha acostumbrado a delegar en demasiada gente.

Ha habido respuesta del Gobierno al anuncio de Monago, ha salivado el ministro de Hacienda – que últimamente no deja de enviar comunicados contestando a declaraciones de los suyos – ha salido de su cueva el ministro Montoro para recordarle al presidente extremeño que lo del IVA viene de fábrica así, que las directrices las marca la embajada alemana en La Moncloa. Qué si lo que se ha anunciado, es lo que se ha anunciado, no es porque España quiera, es porque nos lo han impuesto “así que aquí nadie se hace el héroe”.

No se hace el héroe ya ni Francois Hollande. Todo el mundo mirando a Hollande como el frente Anti-Merkel, aquél que podía imponer aquello tan bonito del crecimiento frente a la austeridad, y resulta que el francés, más que en un competidor de Merkel se ha convertido en un imitador de Mariano Rajoy. ¿Qué ha hecho el francés? – pues algo tan familiar para nosotros que tampoco llama ya la atención en España – ha hecho lo que dijo que no haría, Hollande ha aprobado un recorte de 30.000 euros, que además supone subir los impuestos.

El golpe es para los bolsillos de los franceses, aunque el golpazo – a quién de verdad le ha dolido el último anuncio del presidente galo – ha sido al partido socialista (aquel que veía en Hollande el nuevo Obama, aquel idolatrado hasta el aburrimiento por Ferráz) “mire usted por dónde hace lo mismo que nuestro presidente del Gobierno” (el eternamente criticado, el autor de los crímenes para los españoles – eso es lo que decía Tomás Gómez, verdad?: Sí, el malvado Gobierno del señor Rajoy y sus recortes, y sus subidas de impuestos, han terminado por convertirse en el camino que ha terminado por tomar Hollande. El mismo camino tan denunciado por el último giro que ha dado la oposición que lidera Alfredo Pérez Rubalcaba, Elena Valenciano y compañía.

Lo cierto, es que el anuncio, el recorte presentado por Francois Hollande lo ha aprovechado el presidente del PP gallego, y candidato a revalidad su puesto, Alberto Núñez Feijoo para mandarle un guiño envenenado al presidente del Gobierno, al que le ha tenido que doler quitarse el puñal dialéctico que le ha clavado su compatriota. Dice Núñez Feijoo sobre Hollande que “hizo lo que dijo que no haría”, y añade “esto ocurre últimamente”. “Bueno estamos casi en pre-campaña”, habrá dicho Rajoy. Aunque les voy a decir una cosa a mí, este puñal, me suena más a aquello de a perro flaco todo son pulgas.