Noticias

Tras la pista de los imputados del ‘Caso Bankia’

Acebes – ahora en Iberdrola – dejó su sillón de consejero de Bankia en la recta final

Ángel Acebes tendrá que afrontar desde su sillón como consejero externo, el de la comisión de auditoría y supervisión de riesgos de Iberdrola, su imputación en el ‘Caso Bankia’ admitida a trámite por la Audiencia Nacional.

Acebes dejó su puesto de consejero de Bankia en pleno hundimiento de la entidad, para engrosar las filas de la eléctrica que preside Sánchez Galán.

Como exconsejero y según el auto judicial, se le imputa de forma inicial la comisión de delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida. Lo cierto es que a la hora de pedir responsabilidades, Ángel Acebes ha sido el ‘tapado’ del grupo, por su condición de ex consejero. En los próximos días, el juez Fernando Andreu concretará que delitos atribuye al ahora, miembro de la comisión de auditoría de Iberdrola.

 

Rato, presumía hace un mes de plan de recapitalización

Las últimas palabras oficiales del expresidente de Bankia las remitió en un documento de tres folios, a principios del pasado mes de junio. En la misiva, Rato echaba balones fuera y eludía su responsabilidad en la crisis de Bankia al afirmar que el plan de recapitalización lo que hace es "povisionar o dotar las posibles pérdidas futuras derivadas de unas inversiones inmobiliarias excesivas realizadas en el pasado".

El ex presidente de la entidad recordó que las crisis subprime, en 2007, provocó que se pararan las operaciones de financiación inmobiliaria por lo que los “excesos” a los que se refiere son anteriores.
En el documento, al que – en un primer momento tuvo acceso la Cadena Ser – Rato añadía que el Consejo de Administración de Bankia se consituyó en 2011, es decir, después de esa fecha, por lo que no tenían responsabilidad alguna.

En otro de los párrafos, Rato afirmó que el plan de recapitalización dejaría al grupo en una "mágnifica situación financiera" porque era una "inyección brutal de fondos", pero añadía que “desgraciadamente  se hace a costa de fondos públicos -un 2% del PIB-  y causando un grave perjuicio a los actuales accionistas pues el efecto dilutivo va a provocar una enorme caída en la cotización de la acción”.

 

Olivas, se borró por completo: dejó sus cargos en Bancaja, Bankia e Iberdrola

El expresidente de Bancaja, presentó además el pasado mes de mayo su dimisión como consejero dominical y vocal de la comisión delegada de Iberdrola. La salida del ex presidente de Bancaja también del órgano gestor de eléctrica era esperada, ya que Olivas ocupaba estos cargos en Iberdrola a propuesta de Bancaja, cuya matriz, Banco Financiero y de Ahorros, tiene un  participación del 5% en la compañía que preside Sánchez Galán.

La verdad es que José Luis Olivas no puso las cosas fáciles para abandonar la presidencia de Bancaja. Se atrincheró al frente de la valenciana, y llegó incluso a impugnar el consejo de Administración de BFA en el que se reclamaba una auditoría sobre las valoraciones hechas al Banco de Valencia antes del proceso de integración.