El pony con lencería del PP

¿Pero para qué voy a gastar mi energía en insultos y poner a prueba su voluntad de ustedes así de buena mañana? Nada. Busquen en Twitter el hashtag #CuentasdelPP y si no saben qué es buscar un hashtag en Twitter, pídanselo a su sobrina o a su nieto, que les costará lo que un abrir y cerrar de ojos. Lo que yo les pueda decir ahora, mientras escribo esta columna, habla de gastos en lencería, copas, ponys, loterías, relojes de a 300 napos la pieza o alquileres de disfraces y visitas a casinos. De ahí a lo que pueda haber mientras ustedes me leen, no quiero ni imaginar lo que puede salir.

Insisto. Vayan a Twitter, escriban el hashtag #CuentasdelPP y empiecen a entender, de una vez por todas y ya sin excusa para siempre, en qué demonios de país viven, en qué gastan sus representantes lo que ustedes pagan a escote por mediación de Hacienda, y en qué están pensando aquellos que están legítimamente llamados a sacarnos de la crisis. Y recuerden a aquellos muchachitos del 15M, cuando decían que había que votar… pero no a los de siempre.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies