Noticias

El pony con lencería del PP

¿Pero para qué voy a gastar mi energía en insultos y poner a prueba su voluntad de ustedes así de buena mañana? Nada. Busquen en Twitter el hashtag #CuentasdelPP y si no saben qué es buscar un hashtag en Twitter, pídanselo a su sobrina o a su nieto, que les costará lo que un abrir y cerrar de ojos. Lo que yo les pueda decir ahora, mientras escribo esta columna, habla de gastos en lencería, copas, ponys, loterías, relojes de a 300 napos la pieza o alquileres de disfraces y visitas a casinos. De ahí a lo que pueda haber mientras ustedes me leen, no quiero ni imaginar lo que puede salir.

Insisto. Vayan a Twitter, escriban el hashtag #CuentasdelPP y empiecen a entender, de una vez por todas y ya sin excusa para siempre, en qué demonios de país viven, en qué gastan sus representantes lo que ustedes pagan a escote por mediación de Hacienda, y en qué están pensando aquellos que están legítimamente llamados a sacarnos de la crisis. Y recuerden a aquellos muchachitos del 15M, cuando decían que había que votar… pero no a los de siempre.