Noticias

¿Rajoy VS Merkel?

Una entrevista en la que ha reclamado a aquellos que tienen capacidad de llevar a cabo políticas de crecimiento, que las generen. Mensaje directo a Alemania, para después insistir en que en este momento a España no se le puede pedir que adopte medidas de estímulo a la economía. Aunque eso sí, reconoce que en 2014 veremos ya un año de crecimiento en nuestra economía.

 

Demasiado optimista veo yo al presidente del Gobierno con ese diagnóstico, que va en línea con esos brotes verdes que últimamente tanto predica el Ejecutivo. Pero tampoco termino de entender que diga que ahora mismo España no puede aplicar políticas expansivas. No lo entiendo porque una política expansiva no tiene porque entenderse desde el clásico punto de vista de aumentar el gasto del Estado y la inversión en obra pública. Una buena política expansiva puede ser también la de generar apoyos y sentar las bases para que la iniciativa empresarial pueda funcionar con las menores trabas.

Por poner algunos ejemplos que prácticamente no tienen costes: reducción de trámites burocráticos, mercado único, licencia de funcionamiento nacional, armonización impositiva, aplazamiento del pago del IVA. Y eso sólo por nombrar algunas que se pueden adoptar. Eso sin hablar también de la importancia que tiene eliminar empresas públicas que compiten de forma desleal con la privada, y que –pese al compromiso del Gobierno- todavía no se ha cumplido.

Como ven llevamos varias ideas. ¿Y qué tal si hablamos de financiación? Por qué no promover de una vez por todas un mercado alternativo al bancario para la financiación de las PYMES. Eso es una política expansiva que España sí podría acometer, que ayudaría a dinamizar el funcionamiento de las empresas españolas y que les ayudaría a empezar a tirar del carro. Así que Presidente, no se ponga la venda antes de la herida, y coja de una vez el toro por los cuernos que la cosa empieza a estar demasiado parada entre los empresarios.