Noticias

¿Rescate bancario en España?

 

Lo que nos ocupa en estos momentos es un gráfico procedente de Business Insider, basándose en datos de Citi Group, que nos indica que nuestro sistema financiero –y por extensión, nuestra economía– está en grave riesgo.

                          

 

Concretamente el problema viene derivado de dos hechos cuya mezcla perjudica gravemente al sistema financiero:

 

1.- Los depósitos bancarios se han reducido de forma importante desde el primer trimestre de 2011, cuya tendencia se acelera en las últimas semanas. Este hecho se deriva de dos causas a su vez: la recesión de nuestra economía –ya confirmado por el BdE de forma oficial–, y por la huida de inversores hacia otros países con menor riesgo.

2.- Los préstamos del BCE, en forma de LTRO (acrónimo de Long-Term Refinancing Operation) –refinanciación al sistema bancario europeo a largo plazo– fueron a parar en buena medida a la banca española. Esto ha tenido dos efectos positivos: dotar al sistema de liquidez suficiente para hacer frente a vencimientos, al mismo tiempo que se convirtió en un salvavidas al permitir unos amplios beneficios de una operativa de carry trade –tomar prestado al 1% y comprar bonos públicos a tipos muy superiores–.

 

Atendiendo al primer punto, el problema es muy preocupante si tenemos en cuenta que nuestra banca ha sido el principal y casi único comprador de nuestros bonos. Esa reducción de los depósitos significa que la banca tendrá menos recursos para la compra de bonos españoles, salvo que se sigan repitiendo los LTRO del BCE, y hay opiniones muy en contra de esta posibilidad. Este hecho, sin duda, provocará que los bonos bajen de precio, los rendimientos se incrementarán a niveles muy elevados y España tendría que hacer frente a unos tipos de interés insostenibles.

 

En el segundo punto, llegados los vencimientos de los fondos recibidos mediante LTRO, podría producirse impagos por lo que, previsiblemente, el BCE deberá dotar al sistema financiero de algún plan de rescate. Y éste va a repercutir de forma importante en nuestra ya maltrecha economía.

 

Sea en un caso o en otro, la economía española depende de forma directa de futuros LTRO. O estos se producen, o España deberá ser rescatada, aún sin saber con qué fondos.

 

Esta previsión, que podría parecer incluyo ya manida, significaría que con toda seguridad España superará con creces la cifra de 6 millones de desempleados.