Noticias

El segundo rescate… a punto de caramelo

 

La economía griega se encuentra deprimida, y las medidas que se van a adoptar ahora van a ahondar aún más si cabe en ello. Es necesario que ahora, desde los 17 del Euro empiecen a pensar en ayudar en la reconstrucción de una economía que ha vivido durante años por encima de sus posibilidades, y que cuenta con un sector público sobredimensionado.

Si no se empiezan a tomar medidas en ese sentido, dentro de unos meses volveremos a estar como ahora. Con una economía al borde que la quiebra, reclamando una quita a sus acreedores y con los mercados presionando ante una inminente salida del Euro.

Puede que, para entonces, sea tarde. Así que los países de la moneda única deben darse cuenta de ello, si quieren realmente salvar el proyecto europeo que tienen entre manos.