Zanahorias de plástico y desahucios

Confieso que me sorprende el espíritu que parece guiar esta buena predisposición de nuestras damas de honor del bipartidismo oficial. No sé si me sorprende para bien, o para mal, que es lo que tiene que le acostumbren a uno a base de palos y zanahorias de plástico. Pero en todo caso sorprendente sí que es. Un rato.

 

Quizá resuelvan la papeleta como ya estamos acostumbrados, para salir en la foto y presumir de malgastar la atención del respetable. Como cuando la pifia de los juzgados para la violencia de género que nacieron con tanto bombo y platillo como exiguos de asignación presupuestaria. En todo caso, échense a temblar: si han prometido acabar con los desahucios son capaces de lograr que dentro de un año vayan al doble de velocidad que ahora. Es decir, a 1.000 desahucios al día, que es más que mucho.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies