Noticias

Caminamos hacia la Smart City

Pilar Conesa, directora del Congreso Smart City de Barcelona, -que tiene lugar del 13 al 15 de Noviembre- asegura que Smart City es el referente internacional de eventos y se hace en la ciudad condal para tratar todos los sectores relacionados con el concepto de ciudad inteligente, además del modelo de gobernanza y ciudadanía, más conocido como "smart society".
 
El concepto de ciudad inteligente implica una mayor participación del ciudadano. "No tiene que ser sólo una persona que recibe información sino un ente activo que tome decisiones en la gestión". A juicio de Conesa, no será difícil inculcarlo porque "es un camino sin vuelta atrás". Los ayuntamientos tienen unas posiciones muchos abiertas para incorporar la voz ciudadana y poder así cambiar el modelo.
 
Es una información importante que reciben la administración y la empresa con el objetivo de ganar eficiencia en tres ámbitos: en el medioambiental (ya que la sociedad del siglo XXI tiene ese reto) eficiencia económica (debido al actual contexto de recesión) y una mayor calidad de vida en los ciudadanos.
 
Destaca que la tecnología es un elemento importante, aunque, advierte: “no es el único”.
  
 Javier Gil, director general de smarter cities de IBM España, considera que la inversión en tecnología solo se debe realizar si es rentable. "No se puede pensar que es un fin en sí mismo sino un medio para conseguir unos objetivos. Fines que Gil resume en dos: rentabilidad social y económica.
 
Cree que no existe un modelo único de Smart City, pues "cada ciudad tiene su cultura, personas, dirigente y formas de hacer, por ello en base a estos parámetros básicos su modelo de ciudad". Insiste en que se debe tener en cuenta "cómo es esa ciudad (si es tecnológica, de servicios, industrial), los actores que componen la ciudad (cuál es el tipo predominante de ciudadano) y por último los dirigentes y personas que la forman". "Cada ciudad, en su modelo, debe ser inteligentes", advierte.
 
Ha recordado que las ciudades tendrán un poder importante en el futuro "porque se dice que el 70% de la población habitará en ellas", de ahí que desde IBM destaquen la importancia de generar urbes inteligentes.
 
Respecto a la  colaboración público privada Gil, cree que ahora está en un momento marcado por la cautela. "Se está viendo que las cosas evolucionan en positivo y en exponencial", pero subraya, que la capacidad de inversión del sector público es limitada. Esta razón explica es el afán de que la administración se plantea cómo buscar modelos y sistemas que mediante la colaboración publico privada se pueda permitir los modelos de ciudades inteligentes de una forma rápida y eficiente.
 
Íñigo de la Serna, alcalde de Santander, cree que la ley de contratos no se ajusta demasiado bien a las relaciones publico privadas en el ámbito de las tecnologías, por esta razón apuesta por hacer un esfuerzo y analizar "qué tipo de modificaciones se debe introducir a la normativa para que esta colaboración no tenga las trabas actuales".

Desde la administración, destacan la importancia de la inversión privada, pues a su juicio puede mejorar mucho la implementación de servicios públicos.Es importante destacar, asegura, que todas las ciudades están haciendo un esfuerzo para hacer eficiente y sostenible las ciudades. "El ciudadano es el eje de esta evolución".