Noticias

El ciudadano debe concienciarse

   Assumpta Farran Directora general de Calidad Ambiental, del Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la  Generalitat de Catalunya, asegura que desde el punto de vista de la administración ambiental, la calidad del aire, es lo resultante de cumplir con los requisitos que marca la directiva europea. Entiende que para Salud es “algo mucho más estricto ligado con la Organización Mundial de la Salud”.

Esos requisitos impuestos por Europa, son los que afectan diferentes contaminantes como el monóxido, óxidos de azufre y nitrógeno, particulares menores a un determinado diámetro, plomo, cadmio, níquel, materias pesadas en general, etc”.  Farran asegura que todos ellos afectan a la salud. Explica, además, que esta directiva europea “no habla del CO2, porque afecta a nivel planetario al planeta pero no la del ser humano”. Curiosamente, señala Farran, y a diferencia de otros países, el impuesto de matriculación en España está dentro de la ley de calidad del aire pero sólo refleja lo relacionado con la emisión del CO2, que es un contaminante que no afecta al ser humano.

Considera que hay mucho control en las emisiones atmosféricas de la industria y lleva muchos años evolucionando. “Se han aplicado mejoras e inversiones, y hay mucho control”. “Sabemos minuto a minuto lo que sale por la chimenea de una cementera, sin embargo el entorno urbano ha estado en manos de nadie”. Considera que, aunque el transporte publico no ha quedado descuidado, ha estado enfocado a otro cometido y es un reto  que la administración y el ciudadano tienen por delante.

Respecto a la medida de reducción de velocidad implantada por la Consellería a principios del mes de octubre debido a la nube de polo sahariano, pretende concienciar al ciudadano. “Se activa cuando estamos llegando a un parámetro fijado por los dióxidos de nitrógeno (un valor que no puede superarse de los 18 veces al año).
Otra de las medidas, importantes para concienciar, es el uso que la Administración hace de los  medios de comunicación en el transporte público y en los paneles de tráfico para hacerle llegar al ciudadano la necesidad de conciencia en el uso limitado del vehículo privado.

“La gente tiene que entender que tiene que colaborar, porque no tenemos un solución mágica”. Reconoce que “cuesta mucho”, porque el esfuerzo llevado a cabo por parte de la Generalitat “a veces no funciona ni cala en el ciudadano”.

 

EL PAPEL DE LA INDUSTRIA

Carlos San Félix, director de Medio Ambiente y sostenibilidad de Portland Valderrivas (FCC), reconoce el papel fundamental que posee la industria en la  contribución al mantenimiento de la calidad del aire del entorno, aunque reconoce que el principal factor es el transporte y la contaminación vinculada al tráfico.

“El compromiso del grupo es total, necesitamos contar con la confianza de nuestro entorno social, somos creadores de empleo y tenemos que controlar los efectos contaminantes”. A su juicio la legislación aplicable es exigente y pide a la industria estar dotada de las mejores técnicas para reducir los efectos contaminantes. “El grupo lleva  desde los 90  invirtiendo ingentes cantidades (600 millones de euros) para dotar a las insalaciones de las mejores tecnologías, para, cumpliendo la legislación, emitir lo menos posible al fabricar el cemento”.

Todas las industrias que están en los diferentes países europeos están obligadas a cumplir los mismos estándares que España. La legislación que nace en la UE es de aplicación para todos los países integrantes y está en constante evolución. Cree que “se tiene esa visión de que quizás nosotros no estamos al mismo nivel, pero en lo que respecta a la industria eso no se puede decir”, ha reconocido. “Quizás estamos influenciados por una menor actividad industrial debido al entorno de crisis que tenemos en al actualidad”.

Desde FCC reconocen estar sometidos a un control estricto, “ tenemos que cumplir un condicionado exigente llamado autorización ambiental integrada, aplicada a todas las industrias contaminantes europeas. La mayoría de las grandes empresas como FCC y Valderrivas hemos dado el paso de certificar todo lo que se debe cumplir. En el caso de la fabricación de cementos estamos en el registro europeo EMAS donde voluntariamente publicamos todos los años una declaración medioambiental donde se recoge toda la información de medio ambiente de la instalaciones”, ha subrayado.

“Estamos concienciados, somos conscientes de que vivimos en las ciudades y lo que tenemos que hacer es controlar los efectos, ser transparentes, responsables y claros”, para San Félix son las claves que conllevara el cumplimiento de la protección del entorno.

EL PUNTO DE VISTA ACADÉMICO

Miguel Capó profesor de Sanidad Ambiental de la Universidad Complutense y experto en ecotoxicologia, cree que nunca es suficiente en lo que a la salud ambiental se refiere. Cree que el trabajo es conjunto y la palabra necesaria es la concienciación.  A su juicio cree que la industria “lo tiene fácil” ya que las tecnologías limpias están subvencionadas. La concienciación por parte del sector industrial y del ciudadano “son fundamentales”. 

Respecto a la práctica habitual de que las empresas prefirieran pagar ciertas multas de contaminación en lugar de cambiar sus instalaciones, Capó ha aclarado que eso “ya no vale”. No se puede hacer porque “ había seguros que pagaban estos procesos y era un fraude. La frase aquella del que contamina paga, ya no rige, ya no sirve”, asegura.

Respecto al papel de la administración pública cree que tiene todas las herramientas para estar concienciada y llevar a cabo un control, “tiene las normas ISO y la evaluación del impacto ambiental. Puede haber accidentes, impactos ambientales o fraudes, pero eso no es lo normal”.

El problema que ve Capó es que las industrias españoles pueden ser poco contaminantes y rígidas con la ley pero la contaminación atmosférica es transfronteriza, por lo que de nada vale si no hay un compromiso común. “ La legislación ambiental es amplia e interesante, pero tenemos un problema transfronterizo y es importante la educación ambiental desde pequeños”, ha concluido.