Noticias

Conciencia y tecnología contra el ruido

El camino hacia la Smart City requiere un tratamiento eficiente y saludable de la contaminación acústica en la ciudad, porque el ruido afecta directamente a la calidad de vida. El tráfico rodado, y el ferroviario, los aeropuertos, la actividad industrial y el ruido procedente del ocio nocturno son las principales fuentes de contaminación. Muchas de las administraciones locales están comprometidas con esta causa y han emprendido proyectos que ayudan a paliar el ruido urbano, pero los expertos apuestan por una mayor concienciación por parte de la administración y una educación adecuada a la ciudadanía. También abogan por renovar el parque de viviendas y de vehículos (insisten en que las administraciones y los ciudadanos deben apostar por los coches eléctricos), destacan la necesidad  de  un mayor control en la concentración de las personas y del cumplimiento de las normativas en las edificaciones.

CONCIENCIACIÓN CIUDADANA

La educación y concienciación ciudadana se postula como una de las principales soluciones a largo plazo para mitigar la contaminación acústica, así lo defiende Harald Aagesen, director de la Comisión de Medio Ambiente de la Asociación Española para la Calidad Acústica (AECOR), quien apuesta por un cambio en la cultura de nuestra sociedad “porque los ciudadanos no gritan tanto en otros países”. En este sentido, difiere de la apuesta de Agustín Bocos, presidente de Juristas contra el Ruido, quien apuesta por un mayor control policial para paliar los ruidos generados con la concentración ciudadana en determinados puntos de las ciudades durante la noche. Una medida que puede tener resultados a corto plazo y que se debe completar a su juicio con el cumplimiento de la legislación vigente. “Los mapas sonoros y los planes de actuación son necesarios, pero se puede atajar de forma rapida con la realización de estadísticas en cada uno de los Ayuntamientos".

Florencio Gutiérrez, concejal de Medio Ambiente y Salud del Ayuntamiento de Talavera de la Reina, asegura que la mayoría de las denuncias en la localidad provienen por quejas “entre particulares y debido a los locales de ocio”. Aunque Talavera de la Reina (población con menos de 100.000 habitantes) no está obligada a realizar un mapa de ruidos, ha aprobado una ordenanza de contaminación acústica, que está ofreciendo “unos resultados bastante buenos”.

EL TRÁFICO, LA CAUSA DE RUIDO EN LAS CIUDADES

Miguel Angel Recuenco, concejal delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Leganes, reconoce que el principal foco de ruido en la ciudad  es el tráfico rodado, mientras el ocio y la industria apenas influye en la localidad madrileña. Para paliar la contaminación procedente del tráfico, Recuenco, apuesta por mejorar el déficit de aislamiento en las viviendas. “El mapa de ruido de Leganes está por aprobar y demuestra que mientras el casco antiguo no sufre de contaminación acústica, las construcciones realizadas en los años 70, están soportando más afección sonora”, explica.

El concejal de Urbanismo de Leganes recuerda que la administración está trabajando en un plan de ruido para, posteriormente, llevar a cabo los planes de acción necesarios donde se establecerán las medidas adecuadas. “Siempre teniendo en cuenta que los recursos económicos son limitados”, subraya.

LA SOLUCION, EL COCHE ELÉCTRICO

Los expertos coinciden en que el coche eléctrico puede ser una de las soluciones más eficaces para paliar los problemas de ruidos en las ciudades, aunque el principal inconveniente en la actualidad es la inversión económica que deben hacer tanto administraciones como particulares. Para evitar una carga en la financiación pública, Aagesen apuesta por vías alternativas como  la penalización por el uso de vehículos contaminantes. Igualmente recuerda que es el transporte urbano  “el que debe ser el primer ejemplo de uso de vehículos libres de ruidos”.

La principal causa de contaminación en España proviene del tráfico rodado y, además, la vivienda antigua no está bien aislada, por lo que los expertos recuerdan la invasión lógica de ruido en los hogares. Por ello, además de hacer un llamamiento a la administración y la concienciación ciudadana para disminuir los niveles de contaminación, reconocen que existen diferentes alternativas como el plan renove de ventanas, “uno de los pasos más rápidos para atajar el problema sonoro” que influye , además, de forma favorable en el consumo energético responsable. 

Por todo ello, se necesitan una combinación de medidas para acabar con la contaminación acústica en la urbe, entre las que destacan la concienciación de las administraciones y los ciudadanos, la renovación del parque de viviendas y de vehículos y el cumplimiento de la normativa. Unas acciones que deben ser emprendidas evitando que afecte al desarrollo económico de la localidad.