Noticias

“Congelar o bajar el precio del agua sería un error”

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el consumo medio de agua de los hogares disminuía más de tres puntos durante el 2010. Un hecho que desde el Ayuntamiento de Las Rozas y Aqualia atribuyen a la concienciación de los ciudadanos y a una mejora de las infraestructuras entre otros motivos. “Todos los actores hacemos cada vez un uso más responsable de la explotación de fuentes de procedencia; desde las administraciones hasta las empresas especializadas y la tecnología”, señala Juan Luis Castillo, director de zona Este de Aqualia. Así, ha explicado  cómo hemos pasado de consumir 350 litros de agua por habitante y día hace varios años a gastar poco más de 100 litros. Mientras, desde el Ayuntamiento de Las Rozas, su jefe de Servicios de Espacios a la Ciudad, Miguel Allué-Andrade ha recordado también la importancia de las campañas de sensibilización.

En lo que también han coincidido con Jaume Domingo, concejal del Ayuntamiento de El Vendrell y miembro del Consejo de Administración de Aigües del Tomoví es en que el precio del agua no asume todos sus costes. “Con lo que pagamos en la factura, nuestro sistema de agua no es sostenible”, señala Domingo, quien recuerda también que cuanto menos agua se consume, no quiere decir que se vaya a bajar el precio. “A la gente hay que explicarse esas cosas, pero no podemos parar en las inversiones”, señala.

En este sentido, Miguel Vázquez, Director General del Grupo Mejoras, critica que “congelar o bajar el precio del agua sería un error”. De hecho, recuerda como mientras en España, el precio medio del agua está en torno al 1,6 euros por metro cúbico, en ciudades como París o Viena supera los 3 euros. “Con nuestro precio, es difícil que las compañías de agua y organismos puedan gastar en tecnología para tener unos servicios eficientes”, asegura Domingo  en referencia a la necesidad de trabajar en detección de fugas, control de caudales, rehabilitar tuberías sin zanja…

Con toda esta situación sobre la mesa, desde Aqualia han querido incidir en la idea de que “no se trata de gastar menos sino de gastar mejor”. Además, recuerda como todos los costes “tienen que ser asumidos directamente por el propio servicio, sin subvenciones externas”. Por ello, todos los expertos reclaman una mayor colaboración público-privada.