Noticias

La historia de "amor" entre España y Argentina

Por escoger un punto concreto en la historia de nuestro país que pueda ser el inicio de una relación política y comercial, nos tenemos que remontar a 1910. Ya en aquél momento, España se encontraba entre los diez principales suministradores de las importaciones argentinas.

Pero si damos un salto de dos décadas en el tiempo y llegamos al año 1930,  Argentina ocupaba el primer lugar en Hispanoamérica como importador de nuestros productos. Y sin embargo, nuestro país no era un comprador significativo de productos agropecuarios argentinos porque había impuesto muchas trabas a la compra de los principales artículos de exportación del Plata, en Buenos Aires.

A partir de ese momento, las relaciones comerciales entre ambos países se deterioraron. Una situación que no mejoró tampoco a partir de 1936, debido a la guerra civil. Pero poco duró esta tensión entre ambos porque España tuvo que dejar a un lado sus problemas, dar un brazo a torcer e intentar un acercamiento, que tuvo un final feliz.

De esa primera ruptura y posterior conciliación hace ya 76 años. Ahora, y después de dar un salto en el tiempo para no recordar otro tipo de disputas, parece que la tensión entre ambos se repite. El motivo, la posible nacionalización de YPF, la filial de Repsol en el país latinoamericano. La diferencia es que, en esta ocasión, España no está sola. Bruselas ya le ha dado un toque de atención al país de los tangos para busque una solución si no quiere dañar las relaciones con la Unión Europea.

A la espera de saber qué ocurrirá con Repsol y cómo transcurrirán las relaciones entre ambos países a partir de este momento, hay que tener en cuenta que esta extraña pareja lleva discutiendo desde, al menos, el año 1910.