Noticias

Mariano Guindal: “Esto a mi me suena a un estado de excepción sin fecha de caducidad”

Durante los últimos años, España ha estado varias veces al borde del rescate. Y parece que está vez está siendo la definitiva. “Ahora estamos en la peor situación que podríamos estar. Hemos pasado de una España tutelada a un rescate de nuestro sistema financiero y, de ahí, a una amenaza de una España intervenida”, explica el periodista económico Mariano Guindal, que acaba de publicar el libro 'Los días que vivimos peligrosamente'.

Guindal ha querido comparar la situación de la economía española con la de una empresa: “Cuando una empresa no puede devolver los créditos que tiene, el banco le da un nuevo crédito y le manda un interventor. A partir de entonces, es el interventor el que toma las decisiones y su objetivo es recuperar el crédito, no salvar a la empresa”. Por ello, no ha dudado en asegurar que “los hombres de negro vienen a recuperar sus deudas, sin importarles las medidas que haya que tomar”.

Una situación ante la que, según el periodista económico, el presidente del Gobierno no puede hacer nada pese a contar con el respaldo de las urnas. “Esto a mi me suena a un estado de excepción sin fecha de caducidad”, explica antes de recordar que nos estamos olvidando de que “nuestras relaciones se basan en la democracia de elegir a nuestros representantes, algo que no se está cumpliendo en Europa”. El autor de 'Los días que vivimos peligrosamente' incluso ha alertad que, con las medidas que se están tomando, “podríamos volver a ver el hambre en nuestras calles”.

DESAFECCIÓN DE LA CLASE POLÍTICA

Desde hace varios meses hemos visto como la clase política se coloca como el tercer problema señalado por los españoles. “Que los políticos se hayan convertido en un problema y no en la solución demuestra la debilidad del sistema democrático”. Y Guindal explicaba como políticos de la talla de Miguel Sebastián y Miguel Ángel Fernández Ordóñez altertaron a principios del siglo XXI de que la crisis iba a estallar. “Sin embargo, una vez que estás dentro, se ven las cosas de otra manera y nadie se atreve a dar por acabada la fiesta”, ha explicado. Todo esto lo ha resumido en una crisis institucional. Y a su juicio, mientras no recuperemos la calidad de nuestras instituciones, no podremos salir de la crisis.

Pero Mariano Guindal también ha traído soluciones. Más allá de la posibilidad de que el Banco Central Europeo emita dinero, algo que hizo la Reserva Federal de Estados Unidos cuando le iba mal, el periodista ha apostado por realizar una devaluación interna. “tenemos que ganar menos y trabajar más. En este sentido, la reforma laboral ha abierto la posibilidad de rebajar salarios para poder pagar la deuda”, ha señalado.

Y el periodista también ha puesto responsabilidades sobre los ciudadanos. “A lo mejor, ha llegado el momento de que todos los españoles nos preguntemos qué puedo hacer por mi país en lugar de preguntarnos qué puede hacer el país por nosotros”, ha criticado. Y en este sentido, ha dado la razón al movimiento 15-M, ya que “el malestar social está bien, lo que sería terrible es el conformismo”. Eso sí, ha recordado que si bien la protesta es colectiva, la solución no lo es, y por ello, ha animado a los jóvenes que terminan la carrera a “pensar nuevas ideas y emprender”.