Noticias

La Smart City como oportunidad de negocio

Las ciudades inteligentes ofrecen ingentes posibilidades para generar desarrollo, tecnología, proyectos y equipamientos. Incluso con la infraestructura ya construida, con la que contamos actualmente, se pueden generar nuevos servicios para los ciudadanos y poder monitorizar determinadas actividades. Entre los ejemplos Ángel Agudo, profesor de la Escuela de Telecomunicación y coordinador académico del Máster en Domótica y Hogar Digital de la Universidad Politécnica de Madrid, destaca la gestión del tráfico en las ciudades que supone la creación de nuevas empresas.

En la misma línea opina Carmen Varela, jefa de departamento de Estudios  de Matinsa -flial de FCC-, a su juicio la eficiencia nos da mejor nivel de vida, “es una vía más de la recuperación porque el objetivo es llegar a tener una sociedad eficiente, sostenible y productiva”. Incluso las ciudades deben ser rentables, más ahora que la administración carece de liquidez. Por ello, hay que probar “nuevos modelos de contratación y eficiencia energética que no supongan una carga para los municipios”, aconseja David Jiménez, Coordinador de nuevas tecnologías del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz.

Para Jiménez y Agudo, la tecnología es el camino pero la concienciación es básica: tanto en las empresas, como en las instituciones y los ciudadanos. “Hay que evitar el cortoplacismo y concienciar de que las inversiones en los sistemas que ayuden a la eficiencia son rentables”, advierte Agudo; Jiménez, por su parte,  cree que la apuesta por las nuevas tecnologías junto a una concienciación real podrían terminar con la importante “brecha digital que todavía padece España”.

La Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) comparte información y conocimiento con las diferentes instituciones para conseguir eficiencia en las ciudades mediante la aplicación de la tecnología. Su vicepresidenta y alcadesa de Logroño, Cuca Gamarra, advierte: “ No sólo se trata de pagar menos en ciertas energías sino también de consumir menos, eso también es eficiencia”. 

Los expertos se muestran convencidos de que la inversión en la Smart City permitirá cambiar el modelo económico, aunque Gamarra lo tiene claro y pone el acento sobre los ayuntamientos: “Son prestadores de servicios pero también somos un campo de laboratorio para empresarios y emprendedores en el que poder generar conocimiento”.