Noticias

iCar: el último sueño de Steve Job

 

Mickey Drexler, miembro del consejo de Apple, ha descubierto el deseo sin proyectar que abandonó Steve Job el pasado octubre, cuando fallecía y pasaba a la historia como uno de los padres de la tecnología moderna. Después de crear todas las joyas de la manzana, quería expandir sus productos a nuevos mercados, en especial al mercado automovilístico. El iCar se convertiría en el buque insignia de la compañía de Cupertino y "probablemente habría alcanzado una couta de mercado del 50%", según ha apuntado el propio Drexler.

 

Los bocetos del futuro iCar se los llevó Job en su mente, donde seguro estaba detallado hasta el más mínimo matiz, porque no dejó ninguna pista en el mundo terrenal. De momento, no parece que Apple haya considerado convertir en realidad el último sueño de su cofundador, pero si que ha realizado determinados acuerdos con algunos fabricantes de automóviles para incorporar a algunos modelos el sistema Siri, el asistente de voz del iPhone 4S. Este recién conocido propósito de Steve Job se uno a los ya desvelados en la biografía del genio, firmada por Walter Isaacson, donde se recogían las intenciones del cofundador de Apple de crear un televisor y diseñar un yate.