Noticias

España por detrás de los países nórdicos en consumo de helados

Hay dos mitos que todavía existen en España sobre el consumo del helado. El primero, que solo es artículo de verano, por ser un producto refrescante, no un alimento. El otro, que el helado engorda. En este sentido hay que distinguir entre los helados de crema y los sorbetes. Así lo afirma Jörg Irouschek, propietario de la empresa Helados Green, que recuerda que si bien el porcentaje de grasa en helado en España es de un 5 por ciento, frente al 8 por ciento en el norte de Europa, esto es debido a una cuestión de hábito, no de salud.

El sector del helado ha arrancado la campaña, en un contexto meteorológico que les perjudica, con una Semana Santa adelantada y unas semanas de intenso frío en este comienzo de la primavera. Según Irosuchek, todavía existe un importante hueco en el mercado español. Mientras en otros países como Suiza, Suecia o Finlandia, el consumo ronda los 14 kilos por persona y año, en España rondamos los 8. El gran consumidor mundial es EEUU, donde cada ciudadano come al año 22,5 kg de este frio alimento.

La realidad es que en países nórdicos el consumo es muy superior al español porque existe una cultura de helado como alimento, no como en España, donde es un refresco de verano. El hábito de adquirir el helado por kilos para consumo doméstico todavía no está arraigado en nuestro país.

Este empresario Alemán afincado en España comenzó su reto empresarial con la  importación de pulpa de fruta congelada de alta calidad, para luego pasarse a la  fabricación de helados con esta misma pulpa recogida y congelada en su momento óptimo de maduración. Una empresa que ha experimentado en el último año un crecimiento del 50 por ciento, con buenos resultados financieros.