Economía

Nueve de cada diez contratos en 2015 fueron temporales

Más de 7,7 millones se debieron a ‘picos de producción’

“Aunque sea con fecha de término”, esa es la coletilla que nueve de cada diez trabajadores habrían empleado el año pasado tras comunicar, en casa, la buena noticia de haber encontrado empleo. La temporalidad endémica del mercado de trabajo en España se ha convertido en un reto al que hacer frente en un futuro próximo, ya que lejos de reducirse cada año va a más.

Durante 2015 el número de contratos temporales creció un 10,99 por ciento, alcanzándose los 17.067.116, lo que dejó la tasa de temporalidad en un 26,15 por ciento. De éstos 7,72 millones se debieron a los ‘picos de producción’ (12,19 por ciento más que en 2014) y casi otro tanto, 7,33 millones (9,79 por ciento más), incorporaban en el membrete “por obra y servicio”. El resto se repartieron entre prácticas y formación cuyo peso aumentó un 32,37 por ciento (82.886) y un 25,07 por ciento con respecto a 2014.

Los datos anteriores se extraen del Análisis del mercado laboral 2015, elaborado por CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), en el que se proporciona la comparativa con la media de la UE 28. España se encuentra más de 10 puntos por encima en tasa de temporalidad marcando, igualmente, registros mucho más elevados que los de nuestros principales socios europeos. Así los índices de Alemania, Italia y Francia oscilan entre el 11 y 16 por ciento, siendo, a su vez, superiores a los de Reino Unido que, en el entorno del 7 por ciento, cuenta con el registro más bajo. Aún así y pese a ello, lo cierto es que el peso de los temporales en el mercado de trabajo se ha ido reduciendo desde 2007, año en el que se superó la barrera del 30 por ciento.

El informe se destaca, a su vez, el incremento del 11,76 por ciento en el total de contrataciones indefinidas, hasta 1.509.165. Cifra que supone, en términos absolutos, la segunda más alta desde que se inició el milenio, siendo superada sólo por los 1.542.832 de relaciones laborales ‘sin fecha de término’ registradas en las oficinas de Empleo durante 2005.

A tenor del los datos que recogen el documento, las bonificaciones y reducciones de cuotas en la cotización a la Seguridad Social puestas en marcha por el Gobierno del Partido Popular, estarían dando sus frutos. El 31,72 por ciento (478.705) se correspondieron con conversiones, lo que significa casi 64.196 más y 1,2 puntos por encima de los resultados a cierre de 2014 (30,70 por ciento).

EmpleoCEOE_Eurostat_Marzo16              EmpleoCEOE_Marzo16

Trabajar menos de 7 días

Entre lo más llamativo del Análisis, los 4,588 millones de contratos que se firmaron por un periodo inferior a un semana, representando un 24,70 por ciento del total.

En este sentido, si ha habido algún beneficiado han sido las ETT’s (Empresas de Trabajo Temporal). Tal y como se extrae del Informe trimestral del mercado de trabajo de Randstad Research, entre enero y octubre del año pasado, el número de empresas de este tipo creció un 6 por ciento con respecto al mismo periodo de 2014, cifrándose en 253 y el de contratos de puesta a disposición (CPD) -entre la ETT y la empresa usuaria- lo hizo en un 15,3 por ciento (2.513.615).

Dentro de los CPD’s los porcentajes relativos a la modalidad, en función del periodo estipulado en el contrato, se aproximan bastante a los de CEOE. Así del 49,9 por ciento (1,25 millones) se debieron a circunstancias eventuales de la producción y el 46,5 por ciento (1,17 millones) se celebraron por obra y servicio.

Mejor a tiempo parcial

Por otra parte, entre las recomendaciones que se recogen en el informe de la patronal de los empresarios, ésta haceEmpleoCEOE_Parcial_Marzo16 una firme apuesta por dar un impulso a las medidas que fomenten la contratación a tiempo parcial “de forma que sea más atractiva tanto para las empresas como para los trabajadores”.

Opinión que tiene su justificación en las cifras. El número de contratos indefinidos con jornada de menos de ocho horas experimentó un avance del 9,16 por ciento con respecto a 2014. Cabe destacar que éstos supusieron el 35,59 por ciento (6,61 millones) sobre el total de 18.576.280 registrados en 2015.