La buena noticia del día

Ocho de cada diez empresas familiares no tuvieron problemas para acceder al crédito en 2014

Aunque la recuperación todavía se resiste y se arrastran los efectos de una crisis mordaz con la economía real, lo cierto es que se empiezan a conocer indicadores que van más allá de las cifras macroeconómicos. Según el Barómetro europeo de la empresa familiar publicado este mismo mes de enero, el 79 por ciento de las empresas familiares encuestadas manifiestaron no haber tenido problemas de acceso al crédito durante 2014. Porcentaje que contrasta y sorprende si tenemos en cuenta que tan sólo un año antes el 61 por ciento de las empresas opinaba justo lo contrario.

Además de la esperanza que supone este dato para los verdaderos protagonistas de la economía real, pymes y autónomos, las perspectivas que se extraen de los resultados del barómetro para otras cuestiones como facturación, contratación o internacionalización se presumen optimistas. En el caso de la facturación el 56 por ciento declararon haber percibido un incremento durante los seis últimos meses del año pasado, lo que supone un crecimiento del 30 por ciento con respecto a los datos del mes de junio. En el apartado de empleo, el 46 por ciento afirmaron haber contratado a algún trabajador entre los meses de junio y diciembre, y sólo el 13 por ciento prescindieron de personal. También en lo que toca a la internacionalización el crecimiento con respecto al mes de junio fue de 17 puntos porcentuales, pasando del 50 al 67 por ciento.

Con estas cifras -y teniendo en cuenta que la muestra del barómetro se compone de 180 empresas familiares de todo tipo de tamaño-, empezamos a creernos que, como afirman desde el Ejecutivo, 2015 será “el año de la recuperación”.