Empresas

Paradores firma un Plan de Igualdad para sus trabajadores

Es paradójico que en pleno siglo XXI, la igualdad laboral entre hombres y mujeres se aun tema en el que seguir luchando. Cada vez son más las empresas que apuestan por este tema y firman un Plan de Igualdad para sus trabajadores. El último en unirse ha sido Paradores, cuya presidencia y miembros de la Comisión de Igualdad han suscrito un Plan, que ha sido negociado y pactado con los representantes.

Diseñado por toda la plantilla, el Plan de Igualdad pretende integrar este principio entre los hombres y mujeres de la empresa pública, lo cual generará un mejor clima laboral y facilitará que éste sea más saludable e implicado. “Este plan que está diseñado para el conjunto de la plantilla, y no está dirigido exclusivamente a las mujeres y así incorporar la perspectiva de género en la gestión de la empresa en todas sus políticas y a todos los niveles”, explica la presidenta de Paradores, Ángeles Alarcó.

Entre sus medidas, agrupadas en nueve capítulos, se encuentra la protección de violencia de género y ante el acoso sexual, además de incorporar a la mujer a puestos en los que estén menos representadas y ampliar el permiso de paternidad, entre las medidas orientadas al sexo masculino.

“Pretendemos que sea un plan dinámico y abierto a los cambios en función de las necesidades que vayan surgiendo a partir de su seguimiento y evaluación”, explica la presidenta de Paradores, Ángeles Alarcó. Y es que por esta razón la elaboración del Plan comenzó en 2010 con un diagnóstico previo, al que le siguió otro en 2014 sobre la situación de igualdad de oportunidades en la empresa. Por lo tanto, está abierto a la incorporación de más medidas que irán surgiendo a partir de la evaluación de resultados.

Lo que busca el Plan de Igualdad es lograr objetivos de igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres, eliminando cualquier atisbo de discriminación por razones de sexo, por lo que va más allá de la ley. Además, busca fortalecer el cumplimiento del derecho a la igualdad de oportunidades y de trato entre las mujeres y los hombres que desarrollan su actividad en la compañía de titularidad pública.