Política Sectores

Pedro Sánchez recuerda a Iglesias que Ciudadanos es vital en el pacto: “las cuentas no salen”

Por otro lado,  ha instado a las nuevas formaciones a abandonar el veto que están promoviendo los unos sobre los otros

El Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, ha concedido este lunes una ante los micrófonos de Radio Nacional de España (RNE) en la que ha repasado la acuciante actualidad política de nuestro país y en la que ha recordado a Pablo Iglesias que “para que haya opción de cambio, debe concurrir Ciudadanos en el pacto”.

“Es importante que los oyentes sepan cual es la aritmética. PSOE junto a Podemos e Izquierda Unida suma 171 escaños, menos que el PP y Ciudadanos”, ha querido aclarar el socialista durante la entrevista.

Ante esta situación, y la petición que le hizo el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para que elija entre uno u otro, Sánchez ha sido claro: “El PSOE ya ha elegido, decidió que no gobierne el PP y que se abra una nueva etapa de un gobierno progresista y de cambio. Tendrá que ser Pablo Iglesias quien decida si me acompaña en esta tarea o se queda inmóvil y sigue vetando. Esto aumentará las posibilidades de que Rajoy vuelva a gobernar en España”.

Sobre Rajoy, Sánchez ha confirmado que ya habría mandado una petición para reunirse en el Congreso el próximo miércoles –cree el líder de los socialistas que debe realizarse en este emplazamiento, ya que es donde se está reuniendo con todos los candidatos-.

“Todavía no se ha cerrado la reunión, obviamente sería en el mismo emplazamiento que con el resto de formaciones políticas. Como ha dicho que no me quiero reunir con él, le tiendo la mano para reunirnos el miércoles en el Congreso”, ha admitido en este sentido.

El documento para negociar

La entrevista se ha realizado en las vísperas de la publicación del programa que el propio PSOE va a repartir a las distintas formaciones políticas para pactar. Un documento que emana del plan electoral que se presentó durante las elecciones y que ha incorporado nuevas tesis, basadas en las opiniones y peticiones que las distintas formaciones con las que se va a negociar han solicitado en las reuniones.

Pero tendrá cuatro puntos esenciales, entre los que se encuentran la “luchar contra la desigualdad, acabar con la corrupción o reformar nuestro marco de convivencia que es la Constitución”.

Entre las principales propuestas que se engloban dentro de estas áreas, Sánchez ha aclarado que “se va a hablar de emergencia social, lucha contra la corrupción o lucha contra la pobreza”, además de “articular un nuevo estatuto de los trabajadores, medidas de transparencia y de apoyo a la empresa”.

Sin olvidar, la estabilidad presupuestaria del país: “Hemos adquirido un compromiso de estabilidad presupuestaria para cumplir con Europa. Vamos a renegociar la senda de déficit público con Bruselas, ya que entendemos que la Comisión europea exigirá un recorte de 9.000 millones de euros”.

Otro de los puntos primordiales para el PSOE es poder “derogar la actual reforma laboral”, esto no significa “dejar las relaciones laborales en un limbo jurídico de apoyatura legal, ya que esto sería una inseguridad para las empresas y los trabajadores”.

Actuar para mejorar la situación en Cataluña

Sobre la cuestión catalana, ha admitido que “el PSOE siempre lo ha dejado claro, defendemos a una España unida en su diversidad”, y ha continuado en esta cuestión aclarando que su partido “garantiza mejor que el PP la unidad de España, ya que reconocemos la diversidad”

“Defendemos el derecho a decidir, pero de todos los españoles sobre su futuro. No es que no queramos que la sociedad catalana vote, sí, que vote pero dentro de los cauces legales de la Constitución española”, ha querido aclarar finalmente sobre el problema catalán.

El líder socialista, por su parte, cree que habría que dialogar más sobre este tema: “Creo que sería una buena opción que el Presidente del Gobierno y el de la Generalitat se pudieran reunir y buscar soluciones a la crisis de convivencia que se vive con intensidad en la sociedad catalana” y ha aprovechado la ocasión para acusar al PP de inmovilismo y “no intentar poner soluciones encima de la mesa”.

Para terminar la entrevista, Sánchez ha querido desear suerte a Trinidad Jiménez en su nuevo trabajo en Telefónica, aclarando que no se trata en ningún caso de “una puerta giratoria”, ya que hace cuatro años desde que abandonara su puesto público.

Adrián C. D´Aniello