Política Sectores

Pedro Sánchez se olvida de las Diputaciones

Defenderá la reforma del modelo de financiación autonómica para garantizar los principios de autonomías

El discurso de investidura de Pedro Sánchez será casi más recordado por sus olvidos que por sus propuestas carentes de respaldos. El líder de los socialistas se ha comprometido a llevar adelante la Reforma del la Ley de Financiación Autonómica para “corregir los déficits de financiación y garantizar los principios de autonomía, coordinación, solidaridad e igualdad recogidos en la Constitución”, algo que cabe recordar será materia obligada para quien resida en la Moncloa durante los próximos cuatro años, ya que el modelo actual está caduco desde 2013.

En este punto, bien por los nervios del estreno o bien por la contrapartida que supone vestir al perro con distinto collar, a Sánchez se le ha olvidado leer el segundo párrafo de la página 30 de su discurso, que obraba ya en manos de los periodistas. De llegar a gobernar el PSOE aprobará una nueva Ley de Financiación Local que sustituirá las “viejas” Diputaciones por los Consejos provinciales de alcaldes, medida “acorde con nuestra realidad institucional actual”.

También en materia autonómica se ha mostrado condescendiente con Cataluña. “Si el Gobierno de la Generalitat presenta un documento con 23 temas que considera prioritarios resolver con el Gobierno del Estado, no pueden dejarse a un lado sin más”. Además se ha comprometido a impulsar iniciativas legales en defensa de la pluralidad lingüística de España.