Política Sectores

Pérez-Llorca cree que “no es el momento óptimo” para reformar la Constitución porque los partidos están “contrapuestos”

El exministro y uno de los padres de la Constitución de 1978, José Pedro Pérez-Llorca, considera que “no es el momento óptimo” para reformar la Constitución porque “requeriría un preconsenso al menos básico” de los partidos y, a su juicio, hoy están “absolutamente contrapuestos”.

“La palabra reforma es agradable, es bonita, gusta a mucha gente y es difícil decir que no se reforme, pero esto requiere un preconsenso al menos básico de alguna fuerza diciendo qué se quiere corregir, qué problema y en qué sentido se puede resolver y yo creo que no es el momento óptimo”, ha relatado en una entrevista en Cope recogida pro Europa Press.

Según ha explicado Pérez-Llorca, una reforma de la Carta Magna es “perfectamente lógica, perfectamente legítima y probablemente perfectamente necesaria” pero en lo que él ve el “principal problema político”, el territorial, las principales fuerzas políticas están tan absolutamente contrapuestas que parece imposible que se pongan de acuerdo”.

LOS FEDERALISMOS QUE TRIUNFAN SON LOS QUE UNEN

Además, se ha referido al federalismo –que propone el PSOE en su reforma– y ha explicado que, a su juicio, los federalismos que han triunfado son los de Alemania y Estados Unidos. Así, ha añadido que el primero se rige por el principio de lealtad y el segundo tiene la llamada ‘Cláusula de Supremacía’, que hace que prevalezcan las leyes aprobadas por el Congreso de Estados Unidos en todos los Estados, sean cuales sean sus constituciones.

A continuación se ha preguntado si España podría ir en esa dirección. “¿Estamos en condiciones de ir a ese federalismo? Si ni siquiera hemos podido poner esas cláusulas en la Constitución del 78“, ha zanjado.

SE PUEDE HABLAR DE DESLEALTAD

Finalmente, ha agregado que cuando se elaboró la Constitución, aquellos que le dieron forma y provenían de ideologías completamente diferentes, incluidos los nacionalistas” tuvieron que hacer “una marcha hacia la moderación” y aceptaron “encauzar sus reivindicaciones dentro de un marco que no son unos muros pero sí un cauce”.

No obstante, ha añadido que “el nacionalismo es el problema” y cree que ahora hay que dirigirse a los nacionalistas del nordeste de España”, que “se han vuelto a salir del cauce y ahí se puede hablar de una palabra fuerte, que es deslealtad”. “El federalismo se basa en el principio de la lealtad y si alguien se salta las reglas de juego no veo donde se puede plantear el acuerdo”, ha sentenciado. a lo mejor tenemso q pedirle auda a lso emdios para que se resuelva.

EUROPA PRESS