Mercado Deportivo

Polémica por la suspensión del partido Celta-Real Madrid

Los daños en la fachada del estadio de Balaídos, provocados por el fuerte temporal, han obligado a suspender el encuentro que enfrentaba a Celta y Real Madrid. Un aplazamiento que ha abierto distintas polémicas en el fútbol español: preocupación por el mal estado del estadio y la falta de seguridad, malestar en el conjunto blanco por la escasez de soluciones a la hora de jugar el partido, y por la falta de fechas para disputar el partido; malestar también en el Alavés al considerar que existe un agravio comparativo de cara a la vuelta de las semifinales de Copa contra un Celta que llega más descansado; y por último, la conveniencia para los de Berizzo que ahora tienen más descanso que su rival en Copa, y que podrán preparar mejor el partido contra los blancos, así como la falta de alternativas por parte del conjunto vigués.