Empresas

Prado (Endesa) segura creer en España, por eso aumentará su inversión patria

El presidente de Endesa, Borja Prado, señaló este martes que la compañía energética inicia una nueva etapa marcada por su “apuesta por España”, tras la venta de activos en Latinoamérica a Enel y el nuevo plan industrial. Durante su discurso en la Junta General Extraordinaria de Accionistas, Prado destacó que desde la compañía “creemos en España y por eso vamos a concentrar nuestra inversión y nuestros esfuerzos en este país”.

Prado sostuvo que con la aprobación de la operación de desinversión de activos en Latinoamérica y el primero de los dos dividendos extraordinarios, con los que repartirá “el mayor dividendo de la historia de España”, a finales de mes la compañía “consolidará su liderazgo como la mayor empresa integrada en producción, distribución y comercialización de energía” de la península.

En concreto, los accionistas votaron con un quórum del 94,8% la venta a Enel, propietaria del 92% de la eléctrica, de los activos en Latinoamérica por importe de 8.253 millones, mediante el traspaso a Enel del 60% de la filial chilena Enersis. La Junta también ratificó en consecuencia el primer dividendo de casi 7,8 euros por acción, al que se sumarán otros dos dividendos, el pago extraordinario de 6.352,5 millones, seis euros por acción y la retribución ordinaria con cargo a este año, fijada en 0,76 euros por acción, unos 804 millones.

Así, el próximo 29 de octubre se abonará el ‘megadividendo’ de 14.605 millones formado por el dividendo de 8.252 millones por Enersis y el extraordinariao de 6.352 millones, lo que hace 13,8 euros por acción en total.

PLAN INDUSTRIAL

El nuevo consejero delegado de Endesa, José Bogas, detalló el nuevo plan industrial de la energética, que contempla un 25% más de inversión hasta 2016, con un total de 2.500 millones. El objetivo será aprovechar el valor de la nueva regulación, mejorar la eficiencia operativa, maximizar el valor de la integración entre generación y comercialización y el desarrollo de nuevas tecnologías.

En concreto, la inversión se repartirá mayoritariamente para distribución, con 1.100 millones de inversión, para el mantenimiento de la red y el despliegue de contadores inteligentes, entre otros.

Generación extrapeninsular contará con 200 millones, mientras que en la peninsula las inversiones serán de 1.000 millones, de los que aproximadamente el 80% se dedicará a la generación nuclear y al mantenimiento del resto de tecnologías. Para comercialización Endesa prevé destinar 200 millones, siendo la mitad dedicada a nuevos servicios de valor añadido y la otra mitad a iniciativas vinculadas a la gestión de relaciones con los clientes.

Con este plan, Endesa estima que la generación de flujos de caja de operaciones será de 4.000 millones en los próximos dos años, con un Ebitda de 2.900 millones en 2015 y de 3.100 millones en 2016. El resultado neto ascenderá a 1.000 millones el próximo año y a 1.100 millones en 2016.

DISTRIBUCIÓN Y GENERACIÓN

En cuanto al negocio regulado de distribución, Endesa centrará su estrategia en la maximización de la remuneración en el nuevo marco regulatorio, en la reducción de costes y en el despliegue de los contadores inteligentes, hasta alcanzar 12,3 millones de aparatos instalados en 2018.

En materia de generación, Endesa promoverá una mejora de la regulación para moderar las “inconsistencias” de la nueva regulación, para lo que intentará conseguir que se reconozcan el céntimo verde y el impuesto de generación del 7% como “costes recuperables a través de la retribución”.

BOGAS Y BRENTAN

El presidente de Endesa se refirió también al anterior consejero delegado de Endesa, Andrea Brentan, para quien dijo no tener “más que palabras de elogio” para su persona y el trabajo desempeñado en la energética. “El progreso de Endesa en estos últimos años se debe en una gran parte a su inteligencia, su tenacidad y su compromiso”, subrayó.

Mientras, para el nuevo consejero delegado, José Damián Bogas, también tuvo unas palabras de reconocimiento al reunir las cualidades para un etapa de “renovación y continuidad” de la compañía, y “ser la persona idónea para ejecutar con éxito la nueva estrategia”.