Sectores

Puerto Rico, ante el primer impago masivo de deuda de su historia

Mientras tanto, Washington no ha actuado ante la falta de acuerdo entre congresistas

El gobernador del Estado Libre Asociado –a Estados Unidos- de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, ha anunciado este lunes que su país no pagará los 422 millones de dólares en deuda que vencía este domingo.

Esto supone que la isla incurra en el primer impago masivo de su historia, abocada a ello por la asfixia que produce la falta de liquidez y la dura crisis que se alarga ya una década.  La situación ha llevado al borde de la bancarrota –desde hace un año- al estado, que cuenta ya con una deuda pública de 72.000 millones de dólares, a la que es incapaz de hacer frente.

“Ha sido una decisión muy difícil y doloroso, que francamente hubiese preferido no tomar”,  explicaba el propio García Padilla al respecto, para añadir que “la crisis humanitaria se hace cada día más profunda”.

La actuación del gobierno portorriqueño ha sido la siguiente: ha firmado una moratoria temporal de los títulos de deuda emitidos por una agencia pública, el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), lo que deja a los titulares o acreedores pocas posibilidades de reclamar por el tipo de valor. En este punto, cabe recordar que Puerto Rico sí ha cumplido con los vencimientos más protegidos legalmente.

Sobre esta cuestión, Padilla admitió durante el anuncio en la televisión pública de su país lo siguiente: “al enfrentarnos con la falta de liquidez para satisfacer tanto las necesidades de nuestros acreedores como las de los servicios a nuestra gente, he tenido que elegir. Y elegí: decidí que tus necesidades básicas van por encima de todo”.

Sin respuesta desde Washington

También ha aprovechado la ocasión, el gobernador de la isla caribeña, para lanzar un mensaje a Estados Unidos, al que ha acusado de no ayudar a tiempo a este Estado Libre Asociado, al no llegar, los congresistas demócratas y republicanos, a ningún acuerdo acerca de una posible salida que no pase por el rescate financiero.

“No queremos un rescate financiero. Ni nos lo han ofrecido. Lo que queremos es un proceso de reestructuración que no le costará nada a los contribuyentes de EE UU Simplemente necesitamos las herramientas legales que nos permitirán enfrentar esta crisis y asegurar que Puerto Rico, de cara al futuro, sea viable”, ha expresado el propio García Padilla sobre la cuestión.

Diario Financiero