Patrocinado

¿Qué es el Fondo de Garantía de Depósitos? ¿Qué productos cubre?

Desde 1977 los ahorradores modestos cuentan con un instrumento que los protege: el Fondo de Garantía de Depósitos. El principal objetivo de este organismo es defender y respaldar a los depositarios, así como controlar a las instituciones de crédito y servir como instrumento de disciplina operativa entre ellas. De esta manera, si su entidad de ahorro quebrase, el Fondo de Garantía de Depósitos cubriría hasta 100.000 euros por titular y entidad.

 

¿Cómo funciona y qué respalda?

En caso de quiebra, impago de los depósitos vencidos o suspensión de pagos de nuestra entidad financiera, el Fondo de Garantía de Depósitos garantiza la recuperación de hasta 100.000€ por nuestros depósitos.

 

¿Qué se entiende por depósitos?

El Fondo de Garantía cubriría no solo dinero, sino también valores u otros instrumentos financieros. Las garantías ofrecidas por el fondo son compatibles entre sí por lo que un titular podría recuperar sus depósitos de cuentas corrientes, cuentas de ahorro, depósitos a plazo fijo y depósitos de valores e instrumentos garantizados o cuenta de valores de una misma entidad.

Dentro de los fondos cubiertos también está el Depósito Facto, un depósito de alta rentabilidad (hasta el 1,25 % TAE*), seguro, fácil de contratar y gestionar, bien remunerado e innovador. Este producto es ideal para cualquier tipo de inversor y nos ofrece gran agilidad operativa gracias a su gestión totalmente online.

El Depósito Facto pertenece a BFF Banking Group, que está adherida al Fondo de Garantía de Depósitos Italiano que tiene las mismas características, el mismo funcionamiento y ofrece las mismas garantías que su homónimo español.

 

Diversifica para asegurarte la cobertura

 

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aconsejan que los depósitos dinerarios en un mismo banco nunca superen los 100.000 euros por titular. Recomiendan que se diversifiquen los ahorros en diferentes entidades y que se preste atención a las fusiones entre bancos ya que pueden hacer que el límite funcione de manera conjunta.

 

Otra de las maneras de tener cubierto todo el capital es añadiendo titulares a la cuenta. De este modo, en una cuenta corriente con un titular y 150.000 euros, habría 50.000 euros que no estarían cubiertos. Si esa misma cuenta tuviese dos titulares, todo el dinero estaría respaldado y asegurado.

 

Así mismo, desde la OCU señalan que pare evitar riesgos no se abandone el amparo y la cobertura que nos ofrece la Unión Europea. Recuerdan que dentro de las fronteras comunitarias el límite garantizado es igual para todos los países. No obstante, fuera del entorno de la UE pueden ser diferentes por lo que es mejor no contratar esos servicios.

 

Desde la organización de consumidores también recuerdan que existen ciertos depósitos cuya cobertura no tiene límite. En los depósitos procedentes de la venta de un inmueble; los ocasionados por pagos puntuales ligados al matrimonio, divorcio, jubilación, despido, invalidez o fallecimiento; y el pago de prestaciones de seguros o indemnizaciones tienen una cobertura ilimitada. En esos casos la cobertura solo rige para un periodo de tres meses desde el momento en el que el importe ha sido abonado en la cuenta o depósito.