Política Sectores

¿Qué está pasando en el Congreso de los Diputados?

A las 10:00 de mañana ha arrancado la Sesión Constitutiva de las Cortes más coloridas de la historia de la democracia en España 

No será una jornada normal. Y no porque se desarrolle fuera de los procedimientos establecidos desde que el 23 de marzo de 1.979 se diese inicio a la I Legislatura de la historia de la democracia en España, sino porque de la dominancia de los colores azul y rojo de un bipartidismo caduco las elecciones generales del pasado 20 de diciembre pintarán multicolor el hemiciclo de la Cámara Baja.

Calendario en mano, la elección de la fecha no es casual. Ésta se fijó el pasado 26 de octubre por Consejo de Ministros en el artículo 5 del Real Decreto de convocatoria de elecciones generales y justo cuando se cumplen 24 días naturales desde la celebración de los comicios (uno menos del máximo legal establecido). Además se ha escogido un miércoles, día de la semana en el que, por norma general, se reúnen los 350 diputados en ‘Sesión Plenaria’.

Así a las 9:55 y hasta las 10:00 comenzarán a sonar los avisos en los altavoces de los pasillos de un Congreso repleto de nuevas caras y de centenares de periodistas de medios nacionales e internacionales. De hecho la expectación que ha generado la ‘Sesión Constitutiva’ de mañana ha dejado a varios medios de comunicación a expensas de la nuevas tecnologías y el streaming del “Congreso en directo” para conocer quién tomará el testigo del Jesús Posada como Presidente de la ‘Mesa de la Cámara’ así como de los 8 diputados que le acompañarán en la Mesa de la XI Legislatura que, por otra parte, se promete corta e intensa.

Ahora bien, hasta que se prenda la fumata blanca  ¿cómo se desarrolla el proceso?

Mesa de Edad

La Sesión Constitutiva de la mano de un presidente o presidenta ‘por horas’, cargo que corresponde al Diputado de mayor edad, en este caso María Teresa Lara, del Partido Popular, que será ‘asistida’ por los dos más jóvenes, la socialista María Such y Nagua Miriam Alba, diputada electa de Podemos por Guipúzcoa. Cabe destacar en este punto que en este caso ni el color ni el signo político cuentan con valor añadido o residual alguno y que ni los diputados repetidores ni los recién llegados cuentan con escaño asignado y se colocan de forma aleatoria.

A partir de ahí se ha leído el Real Decreto de convocatoria llamando uno a uno los diputados electos, tras ello se procederá a la lectura de los recursos contencioso-electorales interpuestos apuntando con nombres y apellidos a los sillones de quienes pudieran resultar afectados por los mismos.

Superado este trámite los 350 representantes de los españoles en el hemiciclo han pasado por las urnas para votar a su candidato. El nombre que suena con fuerza es el del socialista Patxi López, que contaría con el respaldo casi unánime de todos los grupos, inclusive del Partido Popular que no ha presentado candidato.

Respecto a Ciudadanos y Podemos, mientras que los primeros han renunciado a presentar candidato a la Presidencia del Congreso, los segundos tras centrar sus arengas en la petición de que el sean cuatro grupos los que representen al Partido de Pablo Iglesias y sus satélites autonómicos de En Comú Podem, Compromis y En Marea, han presentado a Carolina Bescansa.

Ahora bien, para que López ,o quien fuere el elegido, se vista con la ‘toga’ de Presidente éste deberá obtener mayoría absoluta. En caso contrario habrá una segunda vuelta en la que los dos candidatos con mayor número de votos tendrán que pelear por que su nombre aparezca escrito en, al menos, una papeleta más.

De nuevo a votar

Nombre de Presidente en mano, los tres centenares y medio de diputados deberán continuar haciendo ejercicio y bajar las escaleras otras dos veces para elegir, por mayoría simple, a quienes serán los cuatro nuevos vicepresidentes y los cuatro secretarios.

Ya con cargo reconocido los nueve miembros de la Mesa pasan a ocupar sus puestos y, empezando por el Presidente, todos los diputados “juran o prometen” acatar la Constitución. Tras este protocolo se levanta la Sesión y el Presidente del Congreso da traslado al Rey, al Senado y al Gobierno en pleno.

Cabe destacar en este punto que la Mesa del Congreso es la encargada de desarrollar y ejecutar el presupuesto asignado al órgano así como de organizar y programar el trabajo parlamentario.

El papel del Rey

Una vez comunicado será S.M. el Rey, Felipe VI quien llama a consultas a todos los partidos políticos con representación en ‘Las Cortes’ para que presenten a sus candidatos a la Presidencia del Gobierno, entre ellos los cuatro mayoritarios: Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Conocidas las propuestas de cada uno de ellos el Monarca hará pública su propuesta para el nuevo Presidente del Gobierno de España, que se corresponderá en primera instancia con el nombre del candidato más votado por los españoles y que deberá someterse a un nuevo proceso en el que necesitará el respaldo por ‘mayoría absoluta’ de los diputados para ser investido presidente. En caso contrario, en segunda votación sólo se requerirá la mayoría simple.

De no obtenerse tampoco, Felipe VI deberá proponer de nuevo, bien al mismo candidato o bien a otro distinto, que tendrá que pasar por el mismo proceso. Si el resultado fuese de nuevo fallido los trámites se repetirán sucesivamente hasta la fecha límite del 23 de marzo, día en el que de no haberse investido Presidente y constituido nuevo Gobierno se convocarán nuevas elecciones generales.