Curiosidades {DF}

¿Qué tengo doctor? "WhatsAppitis" aguda

La revista científica The Lancet ha hecho público en primer caso de WhatsAppitis. Sí, tenía que ocurrir antes o después. El texto, firmado por  Inés Fernández-Guerrero, especialista del Hospital General Universitario Virgen de las Nieves de Granada, narra el siguiente caso que tuvo que atender en las pasadas navidades.

Una mañana, al despertar, una mujer embrazada de 27 semanas se levantó con fuerte dolor en la muñeca.  Hasta aquí todo relativamente normal, a pesar de que no sabía la causa de la lesión, ya que no presentaba antecedentes de trauma y tampoco había participado en ninguna actividad física excesiva los días anteriores. El fuerte dolor persiste y decide acudir al hospital. El examen médico reveló  extensor largo del pulgar tendinitis bilateral del pulgar. Según contó la paciente estuvo de servicio la noche del 24 de diciembre, y al día siguiente respondió de golpe a todos los mensajes recibidos a través de WhatsApp. La mujer contuvo el teléfono que pesaba 130 gramos durante por lo menos 6 horas. Durante este tiempo, hizo movimientos continuos con ambos pulgares para enviar los mensajes.

El diagnóstico para el dolor en la muñeca bilateral fue WhatsAppitis  y el tratamiento consistió en medicamentos anti -inflamatorios  la completa abstinencia de utilizar el teléfono para enviar mensajes. La afectada no siguió al pie de la letra  la recomendación médica, ya que en Nochevieja volvió a intercambiar mensajes con sus allegados.

El texto de Fernández-Guerrero alerta de la propagación de la tenosinovitis causada por mensajes de texto con teléfonos móviles. Si bien, no es el primer caso de lesiones causadas por la tecnología.  La llamada Nintendinitis fue descrita por primera vez en 1990, y desde entonces varias lesiones relacionadas con los videojuegos y las nuevas tecnologías han sido registradas. Inicialmente reportado en niños, estos casos se ven ahora en los adultos.

Ya hemos aprendido la lección, Whastsapp si, pero con moderación.