Política Sectores

Rajoy afirma que la cuestión catalana “la tendremos que resolver con finura, con diálogo y sin ansiedad”

El Presidente considera “injusto”  que se culpe al Gobierno de una decisión que corresponde al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

Aún no nos hemos repuesto del resacón post – electoral del proceso catalán del pasado domingo cuando todos los partidos políticos han dado vía libre a arengas que marcan las líneas de lo que será la campaña para las elecciones generales del próximo mes de diciembre.

Esta misma mañana en la que se prevé penúltima sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha respondido a las preguntas de los diputados Cayo Lara (La Izquierda Plural), Josep Sánchez i Llibre, (Convergencia i d’Unió) y del líder del Partido Socialista, Pedro Sánchez. Ni la cuestión catalana ni la recuperación económica se han echado en falta.

Con respecto a Cataluña, el presidente lo ha dejado claro “el problema de Cataluña lo tendremos que resolver con finura, con diálogo y sin ansiedad” insistiendo en la posición de “lealtad institucional” y la disposición al “diálogo y a hablar” del Gobierno de la nación, “jamás el Presidente de la Generalitat podrá decir que yo no lo he atendido” ha sentenciado.

Tras acusarle de estar bajo “la sombra de algún ex-dirigente  de su partido” Sánchez i Llibre ha pedido a Rajoy que “se baje del burro y formule una propuesta política contundente para que todos obtengamos respuesta”. El Presidente, por su parte, ha afirmado que el primero objetivo en Cataluña es “que se forme Gobierno y que se cumpla la Ley” porque “necesitamos entrar en una etapa de normalidad.

Ya en los pasillos Mariano Rajoy se ha referido a la imputación de Artur Mas por la consulta soberanista del 9N aclarando que “es falso y profundamente injusto que se atribuya esta decisión al Gobierno y que corresponde al Tribuna Superior de Justicia de Cataluña. Hay separación de poderes. El Gobierno no tiene nada que ver con la decisión”.

Jugar a la equidistancia

Tampoco le han faltado al Presidente del Ejecutivo las críticas ante la actitud del líder de la oposición en el proceso catalán “usted ha jugado a la equidistancia con Cataluña y ha dado la alcaldía a grupos independentistas”, le ha afeado.

Además de hablar de Cataluña, Rajoy ha destacado, una vez más, que los cuatro años del gobierno del Partido Popular “no han sido fáciles pero a pesar de ello el balance es positivo”. Especialmente en materia económica y laboral donde España “está a la cabeza del crecimiento”.