Nacional

Rajoy: “La consulta no se va a celebrar”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, trasladó este miércoles al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, que “la consulta (soberanista del 9 de noviembre) es ilegal y que, por lo tanto, ni se puede celebrar ni se va a celebrar”, y le advirtió de que la “inestabilidad política” puede conllevar “riesgos” para “el incipiente proceso de recuperación económica”.
Según informó el Gobierno a través de un comunicado oficial, Rajoy aprovechó la reunión con Mas en el Palacio de la Moncloa, que duró dos horas y veinte minutos, para “reiterar la posición” que ya expresó “públicamente” el pasado 12 de diciembre de 2013, cuando conoció por los medios de comunicación la intención de Mas de convocar una consulta de autodeterminación en Cataluña.

“La consulta es ilegal y, por lo tanto, ni se puede celebrar, ni se va a celebrar”, le trasladó Rajoy a Mas en un encuentro que desde el Gobierno central aseguran que se desarrolló “en un clima de respeto y consideración”. El jefe del Ejecutivo se agarró además a “lo que han expresado” sobre el asunto tanto el Congreso de los Diputados como el Tribunal Constitucional, y le advirtió de “los riesgos que la inestabilidad política podría suponer al incipiente proceso de recuperación, que está resultando particularmente intenso en Cataluña”.

Rajoy le expresó a Mas, después de un año sin reunirse, su convicción de que es preciso “preservar el clima de confianza logrado con tanto esfuerzo por parte de los ciudadanos” y le mostró su “disposición a seguir colaborando franca y lealmente en todo aquello que beneficie a los ciudadanos de Cataluña”.

“ÁNIMO CONSTRUCTIVO”

A este respecto, el presidente del Gobierno se comprometió a estudiar “con ánimo constructivo” las propuestas que le hizo llegar Mas en relación a 23 temas concretos, la mayoría de ellos en materia económica y ajenos a la consulta soberanista.

Rajoy, que analizó la coyuntura económica con Mas, le planteó la “conveniencia de colaborar de manera más intensa” en todo lo que tenga que ver con la recuperación económica y la creación de empleo y le trasladó “su compromiso con el mantenimiento y el correcto funcionamiento de los servicios públicos esenciales”. En este sentido, le adelantó las “líneas generales” del nuevo paquete de apoyo económico a las comunidades autónomas que ultima el Ejecutivo y que contempla la reestructuración de la deuda del Fondo de Liquidez Autonómica, “con el consiguiente alivio de su carga de intereses y la reestructuración de las devoluciones negativas de las comunidades autonómas”.

Además, Rajoy recordó al presidente catalán “el catálogo de medidas” que el Gobierno ha puesto en marcha para garantizar la financiación de las comunidades autonómas, para ayudarles a hacer frente a sus vencimientos, para pagar a sus proveedores y para mantener la atención a los ciudadanos.