Política Sectores

Rajoy promete bajar los impuestos y las cotizaciones sociales

Los primeros 500 euros por contratación indefinida estarán exentos 

En su discurso sobre el Estado de la Nación, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, ha vuelto a prometer que rebajará los impuestos y las cotizaciones sociales. En el caso de los impuestos Rajoy poco ha concretado y se ha limitado a hacer referencia a la reforma fiscal puesta en marcha por el Gobierno en octubre del año pasado. En el caso de la rebaja de las cotizaciones sociales para las empresas, y con el objetivo de favorecer la contratación, el Presidente ha anunciado que una vez finalice el plazo de vigencia de la actual Tarifa Plana para la contratación indefinida se pondrá en marcha una “nueva tarifa reducida” para los nuevos contratos que se formalicen con carácter indefinido y por la que los primeros 500 euros estarán exentos de cotizar a la seguridad social. Una decisión que continúa la línea de incentivos a la contratación y la inserción laboral cuya última medida ha sido la aprobación el del Plan de Activación que anunció el Gobierno el pasado sábado y que permitirá la incorporación al mercado de trabajo de 450.000 parados de larga duración.

Tampoco se ha olvidado de apuntar alguna de las mejoras que se pondrán en marcha para el colectivo de autónomos. Rajoy ha querido adelantar que “en breve” verá a la luz la reforma del Estatuto del Trabajo Autónomo en cuyo texto se recogerá una bonificación especial para la conciliación laboral y familiar de los trabajadores por cuenta propia. Una ayuda de la que podrán beneficiarse aquellos autónomos con hijos menores de siete años que contraten a una persona.

La esperada Ley de Segunda Oportunidad, que se aprobará “en pocas semanas mediante Real Decreto Ley” tampoco ha faltado en su discurso. Las familias podrán reestructurar sus deudas mediante un acuerdo extrajudicial de pagos que se hará especialmente sencillo para particulares, con quitas, aplazamientos y otras formas de reducción de la deuda. Cuando no sean posibles los acuerdos dichos conflictos se solucionarán a través de la Ley Concursal. Un avance enfocado especialmente a mejorar la situación de las pymes con el que “se pretende liberar de la losa de la deuda pendiente a los ciudadanos”. Por otra parte se revisarán en diez años los plazos de prescripción y revisión de la deuda hasta cinco años, una medida que ahora establece un periodo de 15 años y que no había sido revisada desde 1.889.

En materia de protección social Rajoy ha explicado que “los cheques familiares que son acumulables y se suman a la ayuda de 100 euros al mes en vigor desde 2002” ayudas que con carácter inmediato se extenderán a familias monoparentales con un progenitor y dos hijos, con lo que alcanzará a un millón de personas más.