Economía

Rebote generalizado en las bolsas

La sesión se ha desarrollado con ganancias generalizadas en las bolsas europeas, que han agradecido la depreciación del euro respecto al dólar, los resultados corporativos  y determinados indicadores macroeconómicos.

Los repunten han venido liderados por las bolsas de Alemania (+1,5%), Francia (+1,6%) e Italia (+1,8%), que cuentan con una mayor peso de empresas exportadoras que han celebrado la caída del eurodólar. Le ha seguido la bolsa española, donde el Ibex se ha revalorizado un +1,16%y ha recuperado los 11.279 puntos.

El sector bancario ha sido uno de los protagonistas ya que han presentado cuentas dos gigantes europeos como Société Générale e ING. Las del banco francés han convencido a los inversores, que han correspondido con una subida del +7,9% de sus acciones. Por el contrario, los títulos de ING han reaccionado con una caída del -3,4% al cierre.

A nivel macroeconómico  han superado previsiones el PMI servicios de España (+59,7 vs 55,8 estimado) y el de la zona euro (54 vs 53,8 estimado). No obstante, la variación de las ventas minoristas ha defraudado: +1,2% vs +2% estimado.

En España el rebote ha venido precisamente de los valores que más habían sido castigados en los últimos días. Es el caso de Abengoa, que hoy ha recuperado un +5% poniendo freno a su particular sangría (-49% en las dos sesiones anteriores). También han subido Arcelormittal (+4,7%), OHL (+4%), e Indra (+8,8%), que ha sido la más alcista al comunicar que ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos en relación al despido colectivo que va a llevar a cabo.

Los únicos dos valores en rojo dentro del selectivo han sido Ferrovial (+0,8%) y AENA (+0,5%). Mientras tanto, Inditex ha revalidado máximos históricos (+0,88% hasta los 32,15 euros) y puede presumir de tener un valor en bolsa de más 100.000 millones de euros.

Wall Street se ha sumado a las subidas en Europa y se apunta a las ganancias, que rondan el +0,60% en los principales índices y del +1,3% en el tecnológico Nasdaq.

Dentro del Dow Jones destaca el desplome del -8% en Walt Disney, que ha defraudado con las cuentas trimestrales que han mostrado unos ingresos por debajo de las estimaciones  debido a la fortaleza del dólar. Además, ha revisado a la baja sus previsiones de beneficio para este año. Por su parte, Apple está poniendo fin a su racha bajista y remonta un +2% a unas horas del cierre.

El dato que más impacto ha tenido en la sesión ha sido la encuesta de empleo ADP, que apunta a la creación de 185.000 empleos en julio en comparación con los 215.000 que esperaba el mercado. Este dato, y a falta de que lo corrobore el informe oficial de empleo del viernes, podría servirle de excusa a la Fed para retrasar la subida de tipos. Este indicador no ha pasado desapercibido en el mercado de divisas, donde el eurodólar ha subido de 1,085 a 1,095 en cuestión de segundos. Sin embargo, transcurridos unos minutos ha vuelto a situarse en los niveles a los que cerró ayer.

Otras referencias de interés conocidas en Estados Unidos han sido el PMI servicios y el ISM no manufacturero, que se han situado en ambos casos por encima de las expectativas.

Felipe López-Gálvez, Selfbank