Empresas La buena noticia del día

Renfe invertirá hasta 2.642 millones en nuevos trenes AVE y su mantenimiento

Renfe prevé invertir hasta 2.642 millones de euros en el mantenimiento durante 40 años y la compra de 30 nuevos trenes AVE que adquirirá mediante un concurso abierto a todos los fabricantes de material rodante ferroviario, dijo hoy la ministra de Fomento, Ana Pastor.

La ministra detalló a los periodistas que la inversión será de 1.096 millones de euros si Renfe adquiere 15 trenes y de 2.061 millones si son 30 unidades, con mantenimiento durante 30 años.

En el caso de que el mantenimiento contratado fuese de 40 años, la inversión total alcanzaría 1.041 millones de euros si son 15 trenes, y el importe llega a 2.642 millones si la compra es de 30 unidades.

Renfe prevé remodelar como mínimo 10 trenes de su actual flota para dotarlos de rodadura desplazable, con un coste de hasta 5 millones de euros, inferior por unidad respecto al de un tren nuevo, lo que permite su circulación tanto por el ancho UIC como por el Ibérico.

De esta forma, la flota de Renfe sumará 241 trenes AVE con capacidad para circular a más de 250 kilómetros por hora en 2020.

Pastor indicó que es la primera compra de trenes de Renfe desde 2005 y es un proyecto en el que se ha trabajado más de un año tras analizar la demanda prevista en los próximos ejercicios, la actual flota de Renfe y sus necesidades reales.

La previsión de la demanda se basa en la evolución de la economía, que va siempre muy unida al comportamiento del número de viajeros, la mejora de los tiempos de viaje en función de la extensión de la red UIC y la liberalización, conforme con el cuarto paquete ferroviario europeo, apuntó.

Según Pastor, el tráfico de alta velocidad se puede incluso duplicar en los próximos diez años con las nuevas líneas que se pondrán en marcha.

La ministra destacó que se trata de un proceso “totalmente nuevo y distinto a los que se han hecho hasta ahora en España” y precisó que la fase de preclasificación del concurso se publicará la semana que viene, mientras que la adjudicación está prevista para mayo de 2016 y la entrega a partir de 2018.

El presidente de Renfe, Pablo Vázquez, agregó que el contrato es muy novedoso en cuanto a la manera de licitarlo, ya que la apertura de las ofertas económicas va a ser pública.

En los pliegos se valorará, entre otros aspectos, el hecho de que los trenes se fabriquen en España y habrá un único adjudicatario para la totalidad del pedido.

Los 15 primeros trenes se empezarán a fabricar al día siguiente de la adjudicación, mientras que los restantes -que pueden ser de ancho UIC o de rodadura desplazable- se irán encargando, en lotes de 5, hasta 2020, añadió Pastor.

Los nuevos trenes alcanzarán 320 kilómetros por hora, su longitud será de 200 metros, contarán como mínimo con 400 plazas -el 80 % en turista y el 20 %, en preferente-, dispondrán de coche cafetería e incluirán la instalación de wifi con las características del sistema que se ha licitado recientemente.

El mantenimiento es un elemento muy importante del concurso, subrayó Vázquez, ya que Renfe va a ser responsable por primera vez del mantenimiento de segundo nivel: la tecnología de estos trenes, la parte más compleja, subrayó Vázquez.

Esto supondrá 1,2 millones de horas de carga de trabajo para los talleres de Renfe, calculó Vázquez, para quien la compra de estos trenes está muy pensada hacia el futuro horizonte marcado por la liberalización del transporte ferroviario de viajeros, para que Renfe pueda competir en óptimas condiciones con los nuevos operadores que entren en el mercado.

EFECOM