Empresas

Renta Corporación regresa a la Bolsa por todo lo alto

Renta Corporación se disparaba alrededor del 150% a media sesión de la jornada de Bolsa de este jueves, en la que la inmobiliaria volvió a cotizar año y medio después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendiera su negociación el 19 de marzo de 2013 al solicitar la empresa concurso voluntario de acreedores.

Los títulos de la compañía retomaron la cotización al precio de 0,570 euros por título al que quedaron suspendidos, si bien sobre las 12.30 horas, ya se intercambiaban a 1,430 euros, lo que arroja una revalorización del 150,88%.

BME tuvo que ampliar los rangos estáticos de cotización de la empresa, los límites de variación entre los que puede oscilar el precio de un valor en Bolsa, ante la gran presión compradora que recibió en su vuelta al parqué.

La inmobiliaria volvió a cotizar toda vez que el pasado mes de junio logró emerger del concurso y ha remitido al supervisor del mercado toda la información necesaria.

No obstante, el organismo que preside Elvira Rodríguez ha llamado a los inversores a “prestar atención” a la información facilitada por Renta Corporación en sus últimos hechos relevantes ante la “especial situación de la compañía”. En especial, insta a revisar la situación financiera y patrimonial de la inmobiliaria, su propuesta de pago a acreedores y sus principales magnitudes.

De su lado, la compañía asegura volver a cotizar con el objetivo de recuperar la situación que tenía antes de la crisis y confía en una positiva evolución de sus títulos en el medio plazo.

Renta Corporación vuelve a negociarse en el mercado mientras analiza las “muestras de interés” recibidas de inversores internacionales en el marco de su “activa política” de captación de nuevos inversores.

Asimismo, la inmobiliaria retoma su cotización días antes de que la junta de accionistas convocada para el próximo 11 de noviembre apruebe la ampliación de capital por la que Sareb y otras tres entidades financieras entrarán en su capital mediante un canje de deuda por acciones.En concreto, Sareb tomará un 4,9% de Renta Corporación, Banco Popular un 3%, ING otro 3% y Banco Caixa Geral, con un 2%.

Como consecuencia de esta operación, los actuales accionistas de referencia de la empresa verán diluída ligeramente su participación en la empresa. El presidente Luis Hernández la reducirá desde del 37,9% hasta el 32% y Blas Herrero desde el 10% hasta el 8%.

 

EUROPA PRESS