Empresas

Repsol aumenta su beneficio un 9% a pesar de la caída del precio del petróleo

Pero registró pérdidas de 1.227 millones tras provisionar 2.957 millones en un contexto de precios “muy deprimidos”

Los bajos precios del crudo han presentado un escenario adverso para las compañías petroleras, pero no ha sido impedimento para que Repsol alcanzase buenos resultados. La compañía ha aumentado su beneficio neto ajustado de 2015 un nueve por ciento hasta los 1.860 millones de euros, según explica en un comunicado. A ello cabe sumar el incremento de seis puntos en el Ebitda hasta los 50.13 millones de euros.

Sin embargo, registró una pérdidas de 1.227 millones de euros frente a las ganancias de 1.612 millones de euros de 2014, tras provisionar 2.957 millones en un contexto de precios “muy deprimidos” del crudo y gas.

Además, el efecto de valorar las existencias a MIFO (criterio contable de valoración de inventarios a coste medio ponderado) ha tenido un impacto negativo de 459 millones de euros a lo largo del año. Sin embargo, generó ingresos procedentes de desinversiones y de la compra de bonos emitidos por Talismán, junto a otros resultados no recurrentes.

Por su parte, ha visto reducir su deuda en 1.189 millones de euros respecto al tercer trimestre, situándose en los 11.934 millones de euros, una caída que tiene su origen en la fuerte generación de caja, lo cual permitió cubrir las inversiones y los intereses.

Además, obtiene una liquidez de 9.130 millones de euros, más del doble de los vencimientos de deuda bruta a corto plazo.

Con todos estos datos, el Consejo de Administración de la compañía propondrá en la Junta General de Accionistas el pago de una retribución de 0,30 euros por acción bajo el Programa ‘Repsol Dividendo Flexible, el cual permite ofrecer a los accionistas la posibilidad de recibir las acciones liberadas de nueva emisión de la Sociedad y sin retención fiscal alguna.

Además, el beneficio neto ajustado de Gas Natural Fenosa aportó 453 millones de euros a los resultados de Repsol, un tres por ciento más. Esto se debe a la contribución de CGE Chile y el mejor desempeño en Latinoamérica, que compensó la menor contribución del negocio de comercialización de gas.

Adquisición de Talismán

Las buenas cifras son resultado también de la adquisición de Talismán, compañía que permitió a Repsol aumentar la producción de gas, un combustible clave para el mix energético futuro. Y es que la sociedad petrolera espera que el gas gane peso durante las próximas décadas y sustituya a combustibles menos eficientes y más contaminantes, como el carbón.

Además, su incorporación contribuyó con una media de 202.900 barriles por día al incremento de un 57,6 por ciento en la producción y a superar el 500 por ciento de la tasa de remplazo de reservas.

Upstream aumenta más de la mitad

El negocio de Upstream (exploración y producción de hidrocarburos) alcanzó una producción media de 558.900 barriles de petróleo al día, un 57,6 por ciento más que en el ejercicio anterior. En este incremento tiene que la adquisición de Talismán, que contribuyó con una media de 202.900 barriles diarios.

Los mayores incrementos provienen de las incorporaciones de Norteamérica y Asia, y es que se alcanzaron resultados positivos en 16 pozos, de forma que la tasa de éxito exploratorio se situó en el 50 por ciento, en línea con la de 2014.

Por su parte, las reservas probadas aumentaron 54 puntos porcentuales hasta los 2.373 millones y la tasa de reemplazo alcanzó el 159 por ciento, una cifra que supera el 500 por ciento con la incorporación de Talismán.

Duplica el resultado de Downstream

El resultado neto de Downstream se duplicó hasta un 113 por ciento hasta los 2.150 millones de euros, un comportamiento que compensó la caída de precios de crudo y gas generado por el Upstream. Además, este incremento ha sido impulsado por los históricos márgenes de refino y química de Repsol, los cuales han permitido aprovechar al máximo la situación actual del mercado.

Su margen de refino también alcanza cifras positivas y es que los 8,5 dólares por barril alcanza máximos históricos.

Por su parte, las ventas de productos petrolíferos aumentaron un 9,2 por ciento hasta las 46,7 millones de toneladas, un comportamiento motivado por el aumento de las ventas en Europa.

Reducirá la inversión en 2016

Con estos resultados hace un avance de lo que pasará en este recién estrenado ejercicio. En 2016 profundizará en su programa de eficiencia y alcanzará una cifra cercana a 1.100 millones de euros, más del 50 por ciento del fijado en el Plan Estratégico para 2018.

Además, reducirá en 1.800 millones (20 por ciento) la inversión prevista para 2016 y 2017, situándose por debajo de los 4.000 millones para ambos ejercicios.