Destacado Economía Empresas Noticias

Repsol gana 2.171 millones, un 37% más

Repsol obtuvo un beneficio neto de 2.171 millones de euros en los primeros nueve meses del ejercicio 2018, un 37% más que los 1.583 millones de euros del mismo periodo del año anterior y el mejor resultado de la última década.

Según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios de la compañía, aumentó un 11%, hasta los 1.720 millones de euros, frente a los 1.543 millones que se registraron entre enero y septiembre de 2017.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) ascendió hasta los 5.833 millones de euros, un 24% más que los 4.715 millones del mismo periodo del año anterior, “muestra de la solidez del modelo integrado”, destaca Repsol.

El negocio de Upstream mantuvo el comportamiento positivo desarrollado durante el año, con un resultado de 1.015 millones de euros, que duplica el obtenido entre enero y septiembre de 2017 (487 millones de euros).

Repsol señala que la gestión llevada a cabo por la compañía y el programa de eficiencias y sinergias implantado han facilitado este positivo aumento del resultado, para el que han sido fundamentales el incremento de los precios de realización del crudo y del gas, y los mayores volúmenes vendidos.

PRODUCCIÓN

La producción media alcanzó los 713.000 barriles equivalentes de petróleo diarios (bep/d) en los primeros nueve meses del año, con un incremento del 4% y en línea con el objetivo que se ha marcado la compañía para este año.

Este aumento fue posible, principalmente, gracias a la puesta en marcha de proyectos orgánicos en Trinidad y Tobago, Reino Unido, Argelia, Perú y Malasia, así como a la mayor aportación proveniente de Libia y Noruega.

Las inversiones en Upstream durante los primeros nueve meses del ejercicio fueron de 1.423 millones de euros, lo que supone un incremento de 50 millones respecto a lo destinado a este negocio en el mismo periodo de 2017.

Por su parte, el resultado neto ajustado del negocio de Downstream alcanzó los 1.098 millones de euros, un 23,3% menos que los 1.431 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.

La compañía explica esta caída porque los negocios industriales, Refino y Química, se vieron condicionados por un entorno internacional debilitado, a lo que se sumaron las paradas de mantenimiento y mejora acometidas en los complejos industriales de Puertollano, Tarragona y Sines (Portugal).

El indicador de margen de refino alcanzó en los nueve primeros meses del año los 6,9 dólares por barril, en línea con lo obtenido en el primer semestre y por encima de lo logrado en el periodo equivalente de 2017, cuando se registraron 6,8 dólares por barril.

El área de Trading y Gas & Power mejoró su resultado con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, gracias, principalmente, a la obtención de mayores márgenes. El negocio de GLP también tuvo un comportamiento más positivo, impulsado por un incremento de las ventas en España derivado de las menores temperaturas.

Por su parte, el área de Marketing mejoró su desempeño mientras incrementaba el valor aportado a los clientes. En este sentido, la compañía reforzó su alianza con socios de prestigio, como El Corte Inglés, con quien está desarrollando un plan de expansión para abrir 1.000 tiendas Supercor Stop&Go en las estaciones de servicio Repsol en los próximos tres años.

La compañía destinó al negocio de Downstream inversiones por valor de 560 millones de euros en los primeros nueve meses del ejercicio, 115 millones más que en el mismo periodo del año 2017.

Durante el periodo, Repsol redujo su deuda neta un 63% respecto al cierre del ejercicio 2017, hasta situarse en 2.304 millones de euros; mientras la liquidez, a finales de septiembre ascendía, aproximadamente, a 9.300 millones de euros.