Empresas

Repsol ganó un 27,3% más en el primer trimestre, hasta 807 millones

El beneficio neto de Repsol durante el primer trimestre de 2014 aumentó un 27,3% hasta alcanzar los 807 millones de euros, frente a los 634 millones del mismo periodo en el ejercicio anterior.

El resultado neto ajustado se elevó un 1,5% en el primer trimestre, hasta 532 millones, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) disminuyó un 12,4%, hasta 1.177 millones, según informó este jueves la compañía en una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Este resultado se obtuvo en un entorno marcado por el descenso de los precios internacionales de crudo, la depreciación del euro frente al dólar, la interrupción de las operaciones en Libia y el mantenimiento de los márgenes de refino.

La petrolera destacó que ha continuado su “exitosa” actividad exploratoria que le permitió disponer en 2013 de la “tasa orgánica más alta de la historia de la compañía y la más elevada del sector en 2013”, al registrar una tasa de reemplazo de reservas del 275%. La producción de hidrocarburos de la compañía disminuyó un 5%, hasta los 342.000 barriles equivalentes de petróleo al día.

La conexión del segundo pozo productivo en Sapinhoá en febrero de 2014, la entrada en producción de la Fase II de Margarita en octubre de 2013 y la entrada de SK en febrero de 2013 no ha podido compensar las interrupciones de la producción en Libia, con un impacto equivalente a aproximadamente 50 días de paradas, y las paradas por trabajos de perforación en Trinidad y Tobago.

El pasado mes de marzo la compañía puso en marcha Kinteroni en Perú, que producirá inicialmente cerca de 20 barriles equivalentes de petróleo al día, que se espera duplicar en el año 2016.

Con la puesta en marcha de Kinteroni, uno de los cinco mayores descubrimientos del mundo en 2008, Repsol ha iniciado la producción en siete de los diez proyectos clave de crecimiento contemplados en el Plan Estratégico 2012-2016.

Por líneas de negocio, el resultado neto ajustado de Upstream fue de 255 millones, un 27% inferior al mismo período del año anterior debido principalmente a las interrupciones en la producción en Libia y en Trinidad y Tobago, compensadas parcialmente por los mejores resultados en Brasil, Rusia y Bolivia gracias a la puesta en marcha y ‘ramp up’ de los proyectos estratégicos.

Por el contrario, en Downstream, el resultado neto ajustado fue un 27,8% superior al mismo período del año anterior, al registrar 290 millones hasta marzo, gracias a las bajas temperaturas durante el invierno en la región nordeste de Norteamérica, donde desarrolla su actividad de ‘Gas&Power’, al mayor volumen de comercialización de gas natural en Norteamérica y los menores costes.

Asimismo, las inversiones de explotación durante el primer trimestre de 2014 alcanzaron los 728 millones, lo que supone un incremento del 12% respecto a las del primer trimestre de 2013.

En concreto, las inversiones de explotación del primer trimestre en el área de Upstream han alcanzado 584 millones, un 7% superiores a las del mismo período de 2013. Las inversiones en desarrollo representaron un 59% de la inversión y fueron realizadas fundamentalmente en Estados Unidos (33%), Venezuela (19%), Trinidad y Tobago (17%), Brasil (13%) y Bolivia (10%).

Las inversiones en exploración representaron un 38% de la inversión, principalmente acometidas en Estados Unidos (52%), Angola (14%), Mauritania (7%), Brasil (7%) e Irak (6%).

La deuda financiera neta del grupo se situó en 4.722 millones hasta marzo, lo que supone una reducción del 12% respecto de la registrada al cierre de 2013, principalmente por el cobro en enero de las desinversiones del cierre de la venta de GNL y de la participación en TGP, y su nivel de liquidez se sitúa en 8.900 millones.

En cuanto a Gas Natural Fenosa, el resultado neto ajustado en el primer trimestre ascendió a 123 millones, un 1,6% menos que en 2013, si bien los menores resultados de generación y distribución eléctrica en España, por la regulación aprobada en julio del año pasado, y en Latinoamérica, por la depreciación del dólar y monedas locales se compensan en parte con mejores resultados de comercialización de electricidad.

YPF

La compañía espera recibir este jueves bonos del Estado argentino como indemnización por la expropiación del 51% de YPF hace dos años.

Repsol informó de la venta a Morgan Stanley de su 11,86% del capital social de la que fuera su filial YPF hasta la expropiación del Gobierno argentino, por un importe 901 millones de euros (1.255 millones de dólares).

Con esta operación, la petrolera mantiene una participación en el capital social de YPF inferior al 0,5, y le generará una plusvalía estimada de 446,8 millones de euros (622 millones de dólares) antes de impuestos.