Empresas

Repsol inicia hoy la investigación de los sondeos petrolíferos en Lanzarote y Fuerteventura

Repsol iniciará este martes la primera fase de investigación de los sondeos petrolíferos frente a las costas canarias de Lanzarote y Fuerteventura en busca de petróleo en la zona, que durará 45 días y supondrá la inversión de 350 millones de dólares (280 millones de euros).

La petrolera iniciará la primera fase de las prospecciones, que se prolongará hasta febrero, tras la llegada del barco de última generación ‘Rowan Renaissence’, que llegó en la madrugada del sábado procedente de Angola, según informaron a Servimedia fuentes de la compañía.

Este será el “primer contacto” de la compañía para analizar la zona, junto a la base logística que ya se encuentra operando, con el que un equipo de unas 200 personas trabajará para ver si se puede determinar si existe y en qué cantidad petróleo y si la continuidad del proyecto es viable. “Puede haber petróleo pero que no sea viable económicamente”, reconocieron las mismas fuentes.

Para ello, las primeras perforaciones tendrán lugar a una profundidad de 3.100 metros en el sector ‘Sandía’ durante unos dos meses, para, posteriormente, a finales de enero o principios de 2015, decidir una segunda perforación en el sector ‘Chirimoya’, también a unos 3.000 metros de longitud.

En caso de que finalmente los sondeos diesen como resultado el hallazgo de petróleo, Repsol daría paso a la siguiente fase, la de desarrollo, para la que contempla una inversión de 7.000 millones de dólares (más de 5.600 millones de euros).

Los costes operativos de esta fase de desarrollo rondarían los 5.200 millones de dólares (más de 4.100 millones de euros) durante 20 años de producción, y se generarían entre 3.000 y 5.000 oportunidades de empleo.

Las previsiones de la petrolera son que el hallazgo de crudo frente a las costas canarias, próximo a la zona donde ya trabaja Marruecos, es que permitiera cubrir en un 10% la demanda energética en un período de entre 10 y 20 años.

‘ROWAN RENAISSANCE’

El barco con el que la compañía presidida por Salvador Gabarró comenzará los sondeos cuenta con una autonomía mínima de 75 días y una capacidad total de 210 personas.

Esta embarcación está capacitada para perforar a 12.000 metros de profundidad total, en láminas de agua superiores a los 3.600 metros, si bien en Canarias sondeará a 880 metros de lámina de agua y una profundidad total de 3.050 metros.

Asimismo, cuenta con una grúa con una capacidad de carga de 1.250 toneladas, una cubierta que puede llegar a almacenar hasta 20.000 toneladas y seis motores de una potencia superior a los 10.000 caballos cada uno, lo que equivale a una potencia total de 65.000 caballos.

El depósito de fuel del ‘Rowan Renaissance’ es de 7.500 metros cúbicos, y puede almacenar 1.400 metros cúbicos de agua dulce. Además, dispone de seis botes salvavidas con capacidad para 70 personas cada uno.

Con un total de 230 metros de eslora y 36 metros de manga, el barco puede perforar con olas de hasta seis metros y resistir olas de hasta 13 metros.

 

SERVIMEDIA