Sectores

Repsol planta cara a los analistas y gana casi el doble de lo previsto

Entre enero y marzo los beneficios de la compañía caen un 43% y cierra el trimestre por debajo de los 440 millones frente a los 261 millones augurados por Bloomberg

Antonio Brufau, presidente de Repsol, bebe agua y respira. Tras los malos augurios y la coyuntura desfavorable, la compañía ha cerrado el primer trimestre del año con un beneficio neto de 434 millones de euros, casi el doble de los previsto por los analistas de Bloomberg (261 millones de euros).

No obstante, en la comparativa con el mismo periodo del año pasado, en el que el beneficio alcanzó los 761 millones, la energética ha dejado de ganar 327 millones de euros. Dos serían las causas que apuntan desde Repsol para justificar este retroceso del 43%. Por una parte los 5000 millones de euros de la posición en dólares de los que se disponía tras cobrar la expropiación de YPF y, por otra, la caída del 37% del precio del crudo, que entre enero y marzo marcó una media 33,9 dólares por barril.

Frente a lo desfavorable de la situación del sector las medidas de eficiencia y ahorro puestas en marcha por la multinacional española ha conseguido compensar los efectos negativos. En el área de exploración y producción (Upstream), Repsol obtuvo 207 millones de euros de ganancias y pasó de los 190 millones  de euros en rojo de 2015 a los 17 millones en números negros de este año, aumentando la producción hasta los 714.200 barriles al día (el doble que en el mismo periodo del año anterior). Latinoamérica y el Caribe, con una emisión de 302.000 barriles al día (42% del total) continúa a la cabeza en volumen, seguido de Norteamérica (188.000), Europa, África y Brasil (116.000) y Asia y Rusia (109.000).

Por su parte el área de Refino, Química, Marketing, Trading, GLP y Gas & Power (Downstream), también incrementó su beneficio un 4,1%, desde los 534 a los 556 millones de euros.

En la relación de negativos el agujero procedió de los 100 millones de euros de pérdidas por los cambios y ajustes en la estructura organizativa, tras la integración de Talisman, y la caída del 10,4% en las ventas del GLP. Así la comercialización de gas marcó un 18,9% de menor beneficio, afectada tanto por los precios como por los tipos de cambio.

Con todo el Ebitda de la compañía fue de 1.242 millones de euros, un 6% más respecto a primer trimestre de 2015, favorecido por el crecimiento del 4,4%, 3,7% y 3,2% en las ventas de crudo procesado así productos petrolíferos y petroquímicos respectivamente.