Sectores

Repsol reconoce que el crudo barato es una “buena noticia” para España

Una situación que puede desencadenar un aumento de la demanda y una mejora en la balanza por cuenta corriente.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha reconocido hoy que los bajos precios del crudo son una buena noticia para las economías de los países consumidores, como España, pero ha advertido de los riesgos que pueden conllevar futuros “saltos abruptos” en los precios.

Durante su intervención en unas jornadas organizadas por “El Economista”, KPMG y Ferrovial bajo el título “Reindustrialización y Crecimiento”, Imaz ha señalado que las petroleras están haciendo esfuerzos para ser competitivas en el entorno actual de bajos precios del crudo.

Buena noticia, pero con riesgos

Un entorno, ha reconocido, que es una “buena noticia” para las economías de los países consumidores como España, ya que favorece que la demanda aumente y mejora la balanza por cuenta corriente.

No obstante, Imaz ha advertido de los riesgos que puede acarrear esta situación en “algún momento” en el que se crucen el incremento de la demanda con la incapacidad de la oferta para servirla y determinadas tensiones geopolíticas. “Hay un riesgo potencial a futuro de que se produzcan cambios abruptos -en precios del crudo- que no serían buenos para nadie”, ha advertido Imaz.

A las empresas, ha añadido, les interesa una estabilidad razonable para cubrir costes y seguir invirtiendo, porque si los precios crecen mucho “hay riesgos como que haya energías alternativas que me puedan sacar del mercado en determinadas aplicaciones”. Lo deseable, ha concluido, es que la adaptación entre oferta y demanda se haga en una “senda de precios razonables sin saltos abruptos”.

EFECOM