Empresas

Repsol reduce su deuda un 97,3% y marca mínimos históricos

Los beneficios alcanzaron los 761 millones de euros, un 5,7 por ciento menos que en 2014

Repsol presentó esta mañana los resultados correspondientes al primer trimestre de 2015, donde su deuda se redujo un 97,3 por ciento, alcanzando mínimos históricos. La cifra, de 126 millones de euros, contrasta enormemente con los 4.722 millones del mismo ejercicio de 2014.

El informe entregado a la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CMNV) muestra que la petrolera ganó 761 millones de euros en el primer trimestre del año, un 5,7 por ciento menos que en el mismo ejercicio de 2014, debido a las plusvalías por el cierre de la venta de Gas Natural Licuado. El resultado supera las cifras de 470-500 millones previstas por los expertos.

El beneficio neto ajustado de la petrolera se disparó un 74,4 por ciento hasta los 928 millones. Además, si no se tuviese en cuenta la plusvalía anterior obtendría resultados de un 50 por ciento superiores.

El ebitda obtenido alcanzó los 962 millones, un 18,3 por ciento menos respecto el primer trimestre de 2014 que se situó en los 1.177 millones de euros y por debajo de las predicciones de los analistas, que lo situaban en torno a los 1.003 millones.

Por otro lado, el beneficio de Gas Natural Fenosa se mantiene en la misma línea al reducirse un 0,8 por ciento, con un beneficio de 122 millones de euros, mientras que el área de corporación y ajustes anotó 462 millones frente a las pérdidas de 2014 debido a la apreciación del dólar frente al euro y los menores intereses de la deuda.

En cuanto a las áreas, la que mejores resultados obtuvo la de Downstream (Refino, Química, Marketing, Trading, Gas Licuado de Petróleo y Gas&Power), cuyos beneficios crecieron un 84,1 por ciento aportando 532 millones a la empresa, un 69,9 por ciento de las ganancias totales. Este incremento se debió a que el refino marcó un nuevo récord, situándose en los 8,7 euros frente a los 3,9 de 2014 y la mejora de los resultados obtenidos en Química y en los negocios comerciales.

En cuanto al Upstream (Exploración y Producción), obtuvo un resultado neto negativo de 190 millones frente a los 255 que anotó en el primer trimestre de 2014, debido a la interrupción de la producción en Libia y la caída de los precios del crudo. Este comportamiento negativo se ha visto compensado con la evolución positiva del Downstream y la apreciación del dólar frente al euro.

La petrolera manifiesta que los impactos “se han compensado parcialmente” gracias a la entrada en servicio de varios proyectos en Brasil, Perú y Estados Unidos y que la compañía considera estratégicos.

Yasmina Pena