Mercado Deportivo

Repsol y Honda unidos hasta 2017

Repsol y Honda Racing Corporation (HRC) han anunciado este miércoles la renovación de su alianza, manteniendo su estrecha colaboración durante otros tres años, hasta finales de 2017, por lo que la empresa española seguirá siendo el patrocinador principal del equipo oficial de Honda en la categoría de MotoGP.

Repsol y Honda firmaron su alianza en febrero de 1995 y establecieron una relación que ha dado muchos frutos deportivos y también en el desarrollo tecnológico. En estos 20 años, desde el comienzo de la vinculación más duradera de la historia del Mundial, el equipo ha conseguido 10 títulos individuales, 133 victorias y 354 podios en 500cc y MotoGP.

Para Repsol, la estrecha colaboración con Honda es un estímulo para desarrollar productos para una competición tan exigente como la categoría ‘reina’ del Mundial de Motociclismo, que después se ponen al servicio de los consumidores de las más de 4.000 estaciones de servicio de la compañía.

Además, informó la compañía española, esta unión va más allá del patrocinio deportivo convencional y se concreta en una estrecha relación entre los laboratorios de Honda en Saitama (Japón) y el Centro de Tecnología Repsol, que se encuentra en la localidad madrileña de Móstoles.

Estos 20 años de trabajo en equipo son un ejemplo de colaboración duradera entre dos compañías globales que aspiran a la excelencia. Repsol y Honda, que operan en sectores distintos y tienen culturas corporativas diferentes, han sido capaces de aprovechar al máximo sus fortalezas y conseguir una fórmula ganadora.

Así, en los 90, la colaboración empezó con el desarrollo de motores y gasolinas de dos tiempos, para luego asumir el desafío de desarrollar los mejores propulsores y combustibles de cuatro tiempos del mundo. En el Centro de Tecnología Repsol se investiga con un motor único, un prototipo monocilíndrico idéntico al de las motos de Marc Márquez y Dani Pedrosa, y del que sólo los ingenieros de Honda en Saitama tienen otro igual. Hay que recordar que este año los depósitos de MotoGP contienen un litro menos que en 2013 (de 21 a 20) de ahí que el reto haya sido la eficiencia en el consumo.