Destacado Economía El valor del día Nacional Noticias Política

Resumen Semanal. Cataluña, un laberinto sin salida.

Por Javier Urones, Analista de XTB

 

Viejas complicaciones para el IBEX 35, que repite cierre un viernes más, en una semana marcada por las elecciones en Cataluña. La renta variable española, más débil de lo habitual en este último mes del año, recibe un nuevo varapalo con el complicado panorama electoral que se presenta en la comunidad catalana. El resto de Europa cierra con ligeras caídas mientras Wall Street marca nuevos máximos históricos.

El día más esperado por el mercado en este mes de diciembre llegó con resultados no muy positivos en la renta variable nacional. Tras el resultado electoral del jueves, el mercado abría el viernes con caídas cercanas al 2% que sin embargo se reducían a la mitad, a media sesión. Los peor parados como era de esperar, compañías en cuyo negocio Cataluña tiene un peso importante. Caixabank y Sabadell con recortes superiores al 3% y Merlin Properties, propietaria de la antigua torre Agbar en Barcelona, lideraron las caídas en el selectivo. Tan sólo las eléctricas y un puñado más de valores lograron esquivar los números rojos en la última sesión antes de las navidades.

A falta de conocer las consecuencias que la presión independentista pueda tener sobre las compañías españolas, lo que está claro es que el panorama político en Cataluña es realmente muy complicado. Sin un bloque claro que ofrezca mayorías suficientes, los pactos serán de nuevo necesarios. Esta situación probablemente suponga una ralentización en el mejor de los casos y un freno en el caso más probable al crecimiento económico de dicha región. La decisión de trasladar o no las unidades de negocios corresponde a las compañías cotizadas y ante la singularidad de la situación, hacer pronósticos no tiene mucho sentido.

El selectivo nacional encara el final del año cotizando a cerca de 14 veces beneficios, una valoración inferior a su media histórica y claramente más baja que la de sus principales homólogos europeos. Esto supone indudablemente una oportunidad para aprovechar dicho desajuste siempre y cuando las cifras económicas nacionales y los beneficios empresariales sigan creciendo al mismo ritmo. Valores como la mencionada Merlin Properties, la cual cotiza actualmente muy por debajo de su precio de liquidación, suponen oportunidades de inversión realmente interesantes.

Afrontamos por tanto la última semana del año, en la que sólo contaremos con tres sesiones hábiles, buscando recuperar los 10.300 puntos que ya se tocaron hace unas sesiones. Por debajo los 10.100 puntos siguen siendo el soporte que bajo ningún concepto se ha de perder si se quiere contar con un final de año relativamente tranquilo. Con respecto al resto de los mercados todo apunta a que tanto para los grandes selectivos como el DAX o el Eurostoxx en Europa o el SP 500 en Estados Unidos el cierre de año será mucho más placentero.