Destacado Noticias

Resumen semanal : El Banco Popular en caída libre

Manuel Pinto. Analista de XTB

Finalizamos una nueva semana, con un ligero sesgo alcista para los principales índices mundiales, tras la lateralidad existente a lo largo de la semana, que no ha ofrecido grandes movimientos estructurales que nos permitiesen romper niveles relevantes. Dentro de nuestro selectivo doméstico, tras la apertura de la semana en los 10.864 puntos apenas tuvo algo de movimiento hasta la última sesión del viernes, gracias al impulso desde primera hora de la jornada por el magnífico cierre al alza en los mercados americanos y asiáticos. Alcanzamos de nuevo el umbral de los 11.000 puntos, apoyado principalmente por los bancos, las compañías ligadas al turismo, que se favorecen de las caídas del petróleo, y por los grandes del selectivo como Inditex o Telefónica.
A nivel individual destaca el comportamiento de compañías ligadas al turismo, gracias a las caídas del crudo, que pese a confirmar un nuevo acuerdo para recortar su producción por parte de productores y no productores de la OPEP, pierde el nivel de los 50 dólares, al haber decepcionado en sus condiciones. Lidera la semana el operador aeroportuario Aena, que sigue con su impresionante evolución, superando semana tras semana sus máximos anteriores, y sin un techo claro en su valor. Amadeus y Meliá se cuelan también en las primeras posiciones. En el medio plazo, sus cuentas de resultados deberían de evolucionar positivamente al celebrar la Semana Santa este año en el mes de abril y por tanto dentro del segundo trimestre del ejercicio. Buen rendimiento también de Cellnex, disparada tras los recientes rumores el pasado miércoles sobre la posibilidad de ser opada por otras compañías, al igual que Indra que se cuela en el top ten del año tras el respaldo recibido de diferentes firmas de inversión. En el lado opuesto, con las mayores caídas de la semana, encontramos a compañías estrechamente ligadas a las materias primas, incluidas Repsol y Técnicas Reunidas. Preocupante evolución también de Arcelormittal, a pesar de la depreciación del dólar, que mantiene su tendencia bajista, acumulando caídas de casi un 5%.

Mención aparte merece la semana del Banco Popular, que lidera las caídas de la semana hasta casi depreciarse un 37%, habiendo rebasado en innumerables ocasiones sus mínimos históricos, llegando a perder los 2.100 millones de capitalización, bajando por primera vez a niveles de los 0,41 euros por acción. A día de hoy, estar en Popular, no se encuentra al alcance de cualquier perfil inversor, sino del profesional o especialista. La tardanza por encontrar otra entidad interesada en comprarla, hace que las posibilidades de venta disminuyan día a día. Escenario este, ideal para el inversor, ya que la compra se haría presumiblemente con una importante prima, o bien entrando en una puja entre distintos competidores que disparase el valor. Todo lo contrario para los intereses a corto plazo de la cotización, sería la posibilidad de ampliar capital, escenario actual más probable, en el que el efecto dilución de la ampliación reduciría el valor de las acciones.
Por último, destacar la inhibición que Banco Popular tuvo en la jornada del viernes, lo que detona una mayor incertidumbre sobre el valor, el alto volumen bajista y el masivo cierre de posiciones siguen despertando serias dudas sobre el futuro del banco.

Hoy viernes, la alta volatilidad del Popular se produjo en un primer momento por el efecto rebote desde la zona de mínimos históricos de la jornada de ayer, lo que despertó intereses especulativos dentro del valor. Desde dichos niveles la búsqueda de un repunte a corto plazo hizo incrementar de manera notable el volumen de compras, que no se mantuvieron en el tiempo y sólo perduraron hasta conseguir la revalorización buscada. El movimiento de vuelta se produjo por el aluvión de noticias negativas, que despertaban ciertas incertidumbres de nuevo sobre el valor, lo que detonó el interés comprador en vendedor y acelero el ritmo de cierre de posiciones, incentivando la nueva presión bajista inversora con las posiciones cortas.
Buen comportamiento en general de los mercados, tanto en América como en Europa, que mantienen el buen tono, y continúan en clara tendencia alcista superando algunos de ellos sus máximos históricos. Semana marcada por los datos de desempleo, muy positivos en Alemania, Zona Euro en general, EEUU y en Brasil, región donde hemos visto una nueva bajada de tipos de interés y mejores datos de PIB de lo esperado, lo que podría seguir ofreciendo un buen comportamiento para compañías con gran presencia en el país sudamericano. Además hemos conocido los datos de inflación en la zona euro, que se mantienen en el 1,5% por debajo de las estimaciones, lo cual rebaja las expectativas sobre futuras subidas de tipos, y confirma la continuidad de las políticas actuales de estímulo.
Tras los datos de empleo conocidos este viernes, la economía americana muestra un ligero retroceso en la creación de empleo. Cuando se esperaban 185.000 empleos no agrícolas, los resultados mostraron una caída importante hasta “solamente” crear 138.000 nuevos puestos de trabajo en mayo. La tasa de desempleo sin embargo cae hasta el 4,3% desde el 4,4%, alcanzando el nivel más bajo desde el año 2001. Significa, por tanto, que la Reserva Federal, alcance un objetivo más, tras cumplir el objetivo de inflación del 2%, a pesar que el crecimiento de PIB en el primer trimestre fuese solamente un 0,7%. Todo apunta a nueva subida de tipos en junio, que se establecerá entre el 1% y el 1,25%, cumpliendo con el calendario marcado a principios de año.
Para esta semana entrante, una vez consolidado el nivel de los 11.000 puntos, el Ibex35 debería empezar su ataque a cotas superiores, con un primer objetivo en los 11.200 puntos. Para ello, no deberíamos de tener situaciones de incertidumbre política, como han sido los recientes rumores sobre la reestructuración de la deuda en Grecia o un posible adelantos electoral en Italia. Pero sobre todo marcará la semana el resultado de las elecciones en Reino Unido, el próximo 8 de junio. Parece que el mercado podría estar descontando la victoria de Theresa May, y confirmar su salida de la Unión Europea. Un mejor resultado del previsto, para el partido laborista presidido por Jeremy Corbyn, dejaría al país en una situación difícilmente gobernable. Sin embargo podría ofrecer rendimientos alcistas en la libra, ante la posibilidad de no tener una ruptura de manera drástica con la Unión Europea. Por manuel Pinto. Analista de XTB. @manuelPintoXTB