Noticias

Resumen semanal : El IBEX y su calvario catalán

El Ibex 35 termina una complicada semana, marcada por la actualidad en torno a Cataluña. El selectivo español ha mantenido un tono claramente descendente desde el inicio del lunes, interrumpido por el rebote de la jornada del jueves. La incertidumbre alrededor de la integridad territorial del Estado Español ha pesado para que muchos inversores, sobre todo internacionales, hayan decidido deshacer posiciones en el mercado nacional. Finalmente, la Bolsa de Madrid se dejaba casi un 1,9% semanal, siendo, con mucha diferencia, el Índice con peor comportamiento dentro de los principales selectivos.

Si hablamos de valores concretos, los grandes perjudicados de la semana han sido las empresas históricamente más ligadas a Cataluña. Los bancos catalanes del Ibex, Caixabank y Sabadell, que  se dejaban un 3,9 y un 6% respectivamente, en medio de rumores que aseguraban que abandonarían sus históricas sedes sociales en Cataluña para mudarse a otro lugar del resto de España. En el caso del Banco Sabadell, la propia entidad confirmaba el jueves que hacía las maletas hacia Alicante. Otra compañía catalana del Ibex, Inmobiliaria Colonial, retrocedía casi un 8% y se convertía en el valor que más sufría de todo el parqué. Las pérdidas en esta semana han sido generalizadas, especialmente en el sector bancario, socimis y sector energético. El gran ganador de este periodo ha sido Siemens Gamesa, que repuntaba más de un 8% tras unas semanas para olvidar. Arcelor Mittal seguía con su senda alcista y se anotaba otro 4,6%. Las acciones de la siderúrgica se han llegado a intercambiar esta semana en el entorno de los 23 euros.

Uno de los grandes acontecimientos de esta semana ha sido el cambio de sede del Banco Sabadell. Tras más de un siglo en Cataluña, el banco decidía mover su sede social a Alicante. Ante la incertidumbre que los acontecimientos suponen para los inversores internacionales, la entidad decidió cortar de raíz y anunciaba el traslado de su sede a Alicante, a las antiguas oficinas de la CAM. De esta forma se evita una posible fuga de depósitos motivada por la incertidumbre que supondría para clientes y accionistas estar posiblemente en un territorio fuera de la regulación del BCE y fuera del Euro. Los inversores no quieren ni oír hablar de la posibilidad que esos bancos se queden sin las líneas de liquidez del BCE, ni fuera del organismo que protege los depósitos de los inversores. Las caídas en los últimos días de Sabadell y Caixa, son la prueba evidente de ello.

El pésimo comportamiento del Ibex ha llamado especialmente la atención en una semana en la que la gran mayoría de índices mundiales terminaron en beneficio. En este sentido, las pérdidas de casi dos puntos porcentuales de la Bolsa Española contrastan con los beneficios del 1% en el Dax o con el 1,6%, también de ganancias para el americano Dow Jones. Una semana más, se vuelve a agrandar la brecha entre el Ibex 35 y los principales selectivos del planeta. También han servido de ayuda, en el caso de Wall Street, los excelentes datos de desempleo publicados esta semana. El dato de paro del 4,2% da una explicación bastante clara de porque los cuatro índices más importantes de América están en sus máximos históricos.

La semana que viene volverá a ser una de las más imprevisibles en los últimos tiempos para la bolsa española. La ausencia de importantes referencias macroeconómicas hará que sigamos esperando catalizadores políticos, aunque difícilmente evitaremos  ver al Ibex 35 fluctuando nuevamente entre los 9.900 y los 10.200 puntos. La volatilidad actual hace que un ataque a los 10.000 puntos pase por ser un escenario más que probable.