Noticias

Resumen Semanal ¿Sí o No?

Por Manuel Pinto de XTB

 

Nueva semana en la que la situación en Cataluña ha ido marcado los tiempos dentro no sólo del ambiente político y social, sino también del económico. El amplio movimiento en cambios de sede de gran parte de las empresas catalanas, ofreció a principios de la semana un buen punto de optimismo a los mercados, que tuvieron su punto más alcista en la sesión del pasado miércoles. Tras la declaración e inmediata suspensión de independencia, el Ibex35 comenzó la siguiente jornada con un claro sesgo alcista que permitió acabar el día con una subida del 1,34%, cerrando en niveles cercanos a los 10.300 puntos, encabezado por las grandes del selectivo, junto a eléctricas y entidades bancarias. A partir de ese momento tanto el jueves, con  la celebración de la Fiesta Nacional, como el viernes, fueron jornadas más tranquilas, lejos de la alta volatilidad de las últimas semanas, a la espera de los próximos movimientos políticos que esclarezcan la situación general.

Tras los últimos informes pesimistas de distintas casas de inversión, con la caída en el precio de la electricidad en el mercado mayorista, en gran medida debido a las nuevas adjudicaciones en las empresas de energías renovables, y con los niveles de coste de deuda pública suponiendo una previsible amenaza para el próximo plan de financiación del sector, las eléctricas empezaron a perder niveles de soporte. Sin embargo, esta semana la mayor estabilidad en la situación política, ha supuesto un soplo de aire fresco, gracias al cual muchas de ellas han tenido un rendimiento positivo por encima del 3%,, con especial atención a la semana de Endesa, Iberdrola y Enagás. Comportamiento prácticamente plano dentro de las entidades bancarias, donde destaca el mal rendimiento del Banco Santander, con caídas superiores al 2,5%, a pesar de incrementar las perspectivas en su objetivo de rentabilidad para el 2018. Distintas casas de inversión han tenido también su protagonismo a lo largo de la semana, mientras que Siemens Gamesa, se favorece de una expectativa positiva y la generación de nuevos contratos a nivel mundial, que le han permitido recuperar algo del terreno perdido en las últimas semanas, sumando más del 5% semanal. Cellnex evoluciona con la mejor rentabilidad del selectivo español, batiendo sus máximos históricos, la distribuidora de alimentación Dia, se convierte en el peor valor de la semana ampliando el número de posiciones bajistas en la firma, que le ha llevado a perder casi el 9% de su valor. Las acereras Arcelormittal y Acerinox, sobresalen además en la última sesión de la semana, tras las alentadoras referencias en las importaciones de China que deparan nuevos récords en la importación de hierro.

Quedamos a la espera de nuevos acontecimientos con Abertis. Tras autorizar Bruselas la oferta de compra por parte de la italiana Atlantia al precio de 16,5 euros por acción, la cotización sigue evolucionando positivamente acercándose a 17,5 euros por acción, por lo que parece improbable a día de hoy que este movimiento, pueda ir hacia adelante. Parece además que la constructora ACS, a través de su filial alemán Hotchief, va a presentar una oferta de contraopa sobre la empresa, que debería mejorar ampliamente la oferta hecha por la compañía italiana. Con lo que podría dar el pistoletazo de salida, a una subasta de la compañía que significaría una magnífica noticia para el inversor, que no quiere deshacer posiciones ante la espera de una mejora en su valor.

Desde principio de la semana, la evolución del mercado español ha seguido en paralelo a las noticias sobre la situación en Cataluña. Como ocurre siempre, los momentos de incertidumbre e inestabilidad, llevan al inversor a deshacer sus posiciones y, por tanto, a caídas generalizadas en las bolsas. A día de hoy, la ambigüedad reinante, hace pensar que todo puede ocurrir, aunque el mejor escenario para las bolsas sería el inicio del diálogo. Pero las fuertes presiones  existentes, hace pensar que cualquier cosa pueda ocurrir. De no producirse el diálogo esperado, se ejecutaría la declaración del artículo 155 de la Constitución, que por otro lado, daría la sensación de firmeza y control , y otorgaría un repunte en el mercado español.

La mayoría de las Bolsas europeas, quedan algo rezagas a lo largo de la semana respecto al rendimiento de nuestro principal índice de referencia. A pesar de ello, el Dax alemán y el Ftse británico cotizan en niveles cercanos a sus récords históricos, gracias a los buenos datos macroeconómicos conocidos desde principios de semana. En Wall Street cerramos la semana con subidas que le permiten de nuevo rebasar sus máximos históricos. Las actas de la Fed dejando entrever que puede haber más paciencia de la esperada en el ritmo de subidas de tipos de interés, y unos datos peores de los esperado en inflación, debilitan el dólar e impulsan a los selectivos. Además la tendencia actual en los mercados globales sigue por la senda alcista, y las expectativas de crecimiento como refrendó el pasado martes el informe del FMI siguen confiando en un mayor crecimiento del previsto.

Para la semana que viene la previsión del Ibex deberá estar en consolidar los niveles actuales y moverse en una horquilla entre los 10.100 y 10.400 puntos, aunque todo dependerá de las noticias resultantes del fin de semana e inicio del lunes y en cómo influirán las distintas situaciones al ambiente general. Sin embargo confiamos  que la situación económica y empresarial siga siendo muy positiva, apoyada además en las medidas de los Bancos Centrales que continúan aportando crédito a la renta variable, con una mejora continua de diferente organismos a nivel mundial sobre la recuperación en nuestro país, por lo que sólo nos quedaría por resolver la duda política. En cuánto se estabilizase, deberíamos de ver rupturas al alza hasta llegar poco a poco a los máximos anuales.