Destacado Noticias

Resumen Semanal : ¿Y lo de Liberbank?

Rodrigo García es Analista de XTB

El Ibex cerraba esta semana con una revalorización de 0.66%. A pesar de las muchas noticias y hechos relevantes que han tenido lugar en las últimas sesiones, el selectivo nacional ha podido seguir desarrollando sin demasiados sobresaltos su lateralidad . En una semana en la que se ha ido en todo momento de menos a más, la falta de movimientos importantes ha sido la nota predominante.

Si hablamos de valores concretos, los grandes protagonistas han sido los valores bancarios. Dejando a un lado el Banco Popular, que fue el gran protagonista de la semana, los valores con peor desempeño semanal han sido aquellos que están muy presentes en el Reino Unido. IAG y Banco Sabadell se anotaban pérdidas que superaban el 3,5% semanal. Por su parte, Mediaset perdía más de un 6%. En el lado de los ganadores tenemos a los bancos más importantes. BBVA y Bankia se anotaban más de un 2,5% mientras, que el Banco Santander, comprador del Popular, veía como sus acciones cerraban un 4,5% más alto que hace siete días.

El Ibex 35 ha tenido un comportamiento en línea con las grandes plazas mundiales. Mientras los grandes beneficiados son los índices asiáticos, Los mayores perjudicados han sido Francia y Suiza. El resto fluctuaron entre los -0,3% del Euroxtoxx y los +0,6% del Mib Italiano

Los mercados financieros españoles se despertaban este miércoles con una noticia que marcará un antes y un después en nuestro país. El Banco Santander, la entidad financiera más grande de España y de la zona Euro se hacía con el Banco Popular, por la módica cantidad de un euro. El Popular, un auténtico histórico de nuestro país con casi un siglo de antigüedad veía así como su singladura llegaba a su final. En esa misma jornada de miércoles, la entidad era excluida de cotización, eliminada del selectivo Ibex 35 y dejando no pocas dudas a accionistas, clientes, trabajadores, acreedores y a la comunidad financiera en general. La quiebra y posterior compra del Popular por parte del Santander vino de la mano de los entes reguladores de España y de Europa, cuyo exquisito comportamiento hizo que las pérdidas derivadas de esta operación no vayan a ser en ningún momento soportadas por los contribuyentes.

Comentario sobre Liberbank

Tras la quiebra del Popular, no son pocos los que miran a otro valor financiero del mercado español, Liberbank. Los accionistas de la entidad son conscientes que con el nuevo mecanismo europeo de resolución, no temblarán los pulsos a la hora de declarar en quiebra un Banco no viable. El mercado ve como con este sistema, los accionistas y bonistas asumen toda la pérdida y que el resto de bancos no se ven contagiados, lo que muestra un claro entorno darwiniano donde sólo sobreviven los más fuertes y quiebran los no viables, exactamente lo que llevan reclamando muchos economistas desde hace años. Además, el hecho que la quiebra de un Banco no suponga absolutamente ningún perjuicio para el contribuyente y ningún daño en el sistema, hace que muchos se sientan solos ante el peligro.

Muchos accionistas de Liberbank se están dado cuenta de que ellos pueden ser los próximos y, ante las mínimas dudas de viabilidad, el repliegue es importante. Las consecuencias son que Liberbank se dejaba esta semana un 42%.
En cualquier caso, debemos tener claro que las caídas en Bolsa no son una causa de la situación de la compañía, sino una consecuencia. Si los que pierden la confianza en Liberbank son únicamente los accionistas, no habrá mayores problemas, En cambio, si las pérdidas de valor en bolsa vienen acompañadas de una fuga de capitales masiva, hecho que de momento está lejos de producirse, debemos prepararnos para volver a ver el mecanismo de resolución actuar de nuevo.

Para la semana que viene, estaremos muy atentos a los acontecimientos presentes en el mundo. Aunque las reuniones de la Reserva Federal y del Banco de Inglaterra son las únicas referencias importantes en el calendario, no podemos olvidar las novedades que surjan del proceso de formación de gobierno en Reino Unido, del conflicto diplomático en Oriente próximo y, por supuesto, las novedades con las que nos obsequia la Administración Trump cada jornada. Aún así, pensamos que el escenario más probable del Ibex para la semana próxima pasa por considerar un ataque a máximos. En este sentido, la banda de fluctuación entre los 10.900 y los 11.100 puntos vuelve a ser la zona de referencia para el selectivo nacional.